La última moda: los lunes sin carne #vegan por un día

  • 7
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La idea es comer menos pero mejor calidad. Paul McCartney y sus hijas son activistas de la causa

No es ésta una idea nueva. Ya durante la I Guerra Mundial, aunque por otros motivos, la Administración estadounidense exhortó a la población a no comer carne los lunes ni trigo los miércoles, campañas a las que se sumaron 13 millones de familias americanas. Franklin Roosevelt retomó la idea durante la II Guerra Mundial y, una vez finalizada ésta, el presidente Truman decidió proseguir con ella como una de las medidas de ahorro con las que costear la reconstrucción de Europa.

Hoy en día se considera a Sid Lerner como el promotor de este proyecto, aunque hay otros nombres propios detrás de movimientos similares. En Estados Unidos, Lerner personifica a todos los protagonistas de la serie Mad Men. Es una leyenda del mundo de la publicidad. Y suyas son muchas de las campañas que modificaron los hábitos de América.

MENOS PERO MEJOR

En 2003 fundó desinteresadamente Meatless Monday para sensibilizar a la ciudadanía sobre la salud pública, concretamente para luchar contra las enfermedades evitables asociadas con el consumo excesivo de carne. Y en este tiempo se ha convertido en un movimiento global, con seguidores desde Bután a Francia -aunque los galos lo trasladaron al jueves con su Jeudi Veggie-, de Irán a México, pasando por España.

El consumo excesivo de carne, especialmente la procesada, es perjudicial para la salud. Así lo advierte la Organización Mundial de la Salud (OMS), cuyo estudio de 2015 concluyó que existe una relación limitada entre su consumo y el cáncer. En este sentido, vale la pena seguir las recomendaciones del movimiento Slow Food, que en su pasada edición concluyó con un llamamiento al consumo responsable y moderado.

Se trata de comer menos pero de mejor calidad. Ya que, según diversos informes como el de Chatham House Changing climate, changing diets, los países industrializados ingerimos el doble de carne de la que nuestro organismo necesita (en el caso de Estados Unidos, el triple). Porque es innegable el valor nutricional de la carne, pero reducir su consumo un día a la semana sustituyéndolo por frutas y vegetales sólo puede tener efectos positivos en el cuerpo. Y también los tendrá con el planeta.

En esta línea, el Beatle Paul McCartney lanzó en 2009 junto con sus hijas Mary y Stella la campaña Meat Free Monday (Lunes libres de Carne), para concienciar sobre el impacto medioambiental del consumo excesivo de carne y contribuir de este modo a frenar el cambio climático.

Se basan en las estimaciones del Fondo de las Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación (FAO), según las cuales el sector ganadero es “uno de los dos o tres más importantes contribuyentes a los problemas ambientales más graves en todas las escalas”. La FAO estima que la producción pecuaria es responsable del 14,5% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero, mientras que otras organizaciones han estimado que podría llegar al 51%.

Ello se debe en gran parte al metano producido por los animales y el estiércol de las granjas. Además, para la cría de estos animales se desvían grandes cantidades de agua y grano. Así, se estima que producir un kilo de ternera equivale a 20 bañeras llenas de agua.

Mientras que los expertos recomiendan que el grano se consuma directamente (ese mismo kilo de ternera requiere 12 kilos de grano).

Los efectos negativos de la cría intensiva es otro de los objetivos de esta campaña, que busca tener en cuenta el bienestar animal ya que, sostienen, “millones de animales se crían y matan para el consumo de carne, y para ello son criados en granjas industriales hacinados, sin espacio para estirar las extremidades o las alas, sin acceso a la luz diurna o al aire libre”.

Son muchos los restaurantes, chefs y caras conocidas que se han unido al movimiento de McCarnety. En la web de ‘Meat free mondays‘ pueden encontrarse deliciosas recetas como alternativa a la carne. De igual modo, siempre son apetecibles las del chef británico y estrella mediática Jamie Oliver, que se sumó a la campaña a través de su proyecto de concienciación infantil Kitchen Garden Project y su Food Revolution. En ningún caso hay que renunciar a la carne; se trata más bien de adoptar una dieta sana que sea sostenible para el planeta. Porque, como en Meat Free Mondays afirman, un día a la semana puede crear un mundo de diferencia.


  • 7
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

SeResp

Periódico digital independiente que informa noticias más relevantes en sustentabilidad, medio ambiente, ecología y responsabilidad social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer entrada anterior
Costa Rica aprueba Ley de Promoción del Transporte Eléctrico

Ley abre el camino para facilitar la compra de vehículos eléctricos a través de la implementación incentivos y exoneraciones. El

Cerrar