La contaminación atmosférica es nuestra sombra día a día….

  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La contaminación atmosférica no es solo una leve bruma que se percibe a lo lejos. La contaminación atmosférica en exteriores y dentro de nuestros hogares se cobra cerca de 6,5 millones de vidas al año.

Tras una exposición prolongada acaba afectando a nuestra salud y provoca cambios climáticos a corto plazo, lo que pone en riesgo las vidas de generaciones futuras.

Repercusiones en el clima y en la salud

El metano es 80 veces más poderoso que el dióxido de carbono en lo que se refiere a los efectos de calentamiento global. Es el causante de la niebla tóxica que vemos en nuestras ciudades, las enfermedades respiratorias y los daños en los cultivos. El carbono negro contribuye significativamente al calentamiento global a corto plazo e influye en el clima a escala local y regional.

En el clima: Los contaminantes climáticos de vida corta (SLCP, por sus siglas en inglés) se encuentran entre los contaminantes más asociados a los efectos para la salud y el calentamiento del planeta a corto plazo. Permanecen en la atmósfera solo durante algunos días o hasta décadas, por lo que reducirlos puede mejorar la salud y el clima casi de inmediato para quienes viven en lugares en los que los niveles se reducen.

En la salud: Las partículas de polución minúsculas e invisibles penetran en nuestros pulmones, nuestro torrente sanguíneo y nuestro organismo. Estos contaminantes son la causa de cerca de un tercio de las muertes por ictus, enfermedad respiratoria crónica y cáncer de pulmón, así como de un cuarto de las muertes por ataque al corazón. El ozono troposférico, producido por la interacción de una gran cantidad de contaminantes diferentes bajo la luz del sol, es también el causante del asma y enfermedades respiratorias crónicas.

Los contaminantes urbanos: 

Carbono negro

Fuentes: Producido principalmente por motores diésel, la quema de basura y hornos y estufas que queman carbón, queroseno o biomasa (materia orgánica como la madera o los desechos animales).

Repercusiones: Las partículas de carbono negro son lo suficientemente finas como para penetrar bien en los pulmones, el torrente sanguíneo, el corazón y el cerebro, lo que provoca reacciones inflamatorias y otros efectos a largo plazo para la salud.

Reducción: Por suerte, su tiempo de vida es de solo diez días como máximo, por lo que si las emisiones de carbono negro y otros contaminantes climáticos efímeros se redujeran considerablemente en los próximos años, para 2050 el calentamiento global debería disminuir nada menos que .5⁰ C.

Ozono troposférico

Fuentes: Se crea indirectamente cuando las emisiones de precursores, incluido el metano y otros contaminantes, interactúan con otros compuestos en presencia de la luz solar —la agricultura y los desechos tratados de manera deficiente se encuentran entre los principales factores que contribuyen a las emisiones de metano, que es también un poderoso gas de efecto invernadero.

Repercusiones: Un factor importante en las enfermedades respiratorias que ha demostrado reducir el rendimiento de los cultivos, lo que provoca desnutrición y una disminución de la seguridad alimentaria.

Reducción: Se agota en unos días, pero durante 1 o 2 meses pueden quedar restos que actúan como agentes del calentamiento global. Las reducciones pueden ayudar a prevenir los efectos del cambio climático.

Metano

Fuentes: El 40 % de las emisiones de metano de origen humano proceden de la agricultura, principalmente de los arrozales y la producción ganadera. A estos les siguen las emisiones producidas por las aguas residuales y los residuos sólidos, así como la producción de petróleo y gas.

Repercusiones: Las emisiones de metano contribuyen significativamente al desarrollo del ozono troposférico; la exposición prolongada al ozono es un factor desencadenante del asma y otras enfermedades respiratorias crónicas, y puede obstaculizar el desarrollo pulmonar durante la infancia.

Reducción: El metano tiene una vida aproximada de diez años, pero la mejora de los métodos de gestión de desechos, incluida la recogida y combustión del metano como una fuente de energía limpia, puede reducir rápidamente las emisiones.

Más del 80 % de todas las ciudades superan los límites recomendados por la OMS para un aire seguro.

 

 


  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

SeResp

Periódico digital independiente que informa noticias más relevantes en sustentabilidad, medio ambiente, ecología y responsabilidad social.

Leer entrada anterior
En California estudian el multar a establecimientos que den popotes sin que el cliente lo pida

Un proyecto de ley busca hacer ilegal que los restaurantes o lugares de venta de comidas ofrezcan a los clientes

Cerrar