Conoce el país que no contamina la Tierra

  • 21
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Bután, país ubicado entre la India y China con una población de unos 800.000 habitantes, aboga por la protección del medio ambiente y es el único país en todo el mundo que absorbe tres veces más dióxido de carbono del que produce.

Entre las medidas que adoptan las autoridades locales para preservar la naturaleza y parar el cambio climático están el control de la tala y la importación de bosques, la limitación del volumen del turismo, así como el desarrollo del transporte eléctrico.

En 2020 se convertirá en el primer país en aplicar por ley los métodos agronómicos, biológicos y mecánicos de la agricultura ecológica

La utilización óptima de los recursos naturales así como la eliminación de productos químicos de síntesis u organismos genéticamente modificados para el cultivo de productos orgánicos, aporta un valor añadido que realza la calidad nutritiva del producto bajo parámetros de sostenibilidad y respeto al medio ambiente. El incremento de la salud de los agrosistemas y la actividad biológica gracias a la práctica de la agricultura ecológica, ha llevado al ministerio de agricultura de Bután a exigir por ley el uso extensivo de este tipo de cultivos en todo el país.

Con cerca de 750.000 habitantes, Bután pasará a convertirse en el 2020 en el primer país del mundo en prohibir el uso de materiales sintéticos tales como pesticidas y herbicidas para desempeñar cualquier función específica del sistema, con el fin de implantar por ley, de forma extensiva a todo tipo del cultivos del país, el uso de los métodos agronómicos, biológicos ymecánicos de la agricultura ecológica.

Recientes estudios corroboran que el uso de sustancias de síntesis química para el abono de la tierra o para combatir las plagas, repercute en la calidad de las frutas y verduras cultivadas ya que restan valor nutricional al producto, además de elevar los índices permisivos de nitratos en las aguas subterráneas que luego se extraen para el consumo mediante pozos. Por eso los agricultores butaneses emplearán únicamente abonos orgánicos naturales obtenidos mediante procedimientos sostenibles con el medio, principalmente de su ganadería.

Esta medida pionera para el sector agrícola del país ha sido anunciada recientemente por el también agricultor y ministro de agricultura de Bután, Pema Gyamtsho, en la Cumbre de Desarrollos Sostenibles celebrada en Nueva Delhi a principios de mayo. Entre las medidas anunciadas en el plan de desarrollo agrícola de Gyamtsho está la voluntad de producir productos orgánicos ecológicos de alto valor nutricional para exportar y competir en calidad en el mercado chino e indio, dos de los grandes mercados competidores de Bután.

Para garantizar una alta producción de alimentos sin pesticidas ni herbicidas y a su vez garantizar la calidad biológica de los suelos de cultivo, desde el gobierno de Bután se va a incrementar las extensiones de tierras de regadío, así como la modernización de las infraestructuras para fomentar el cultivo de variedades de frutas y verduras autóctonas que son más resistentes a las plagas y climatología del país.

Cabe decir que la agricultura ecológica es un método de producción que además de incentivar lo ecológico, supone toda una filosofía que ofrece beneficios indirectos sobre la calidad de vida de sus practicantes. Por eso se pretende combatir los recientes problemas de sequía con métodos agronómicos sostenibles, así como desincentivar la emigración masiva del campo a la ciudad con la dinamización y desarrollo de un sector clave para Bután. Esperemos que este primer paso sea el comienzo de un profundo proceso de cambio extensible a otras economías del mundo que revalorice la calidad de la agricultura natural y autóctona, en contra del cultivo de laboratorio.

 


  • 21
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

SeResp

Noticias Medio Ambiente, Responsabilidad Social, Sustentabilidad y más...

Leer entrada anterior
Posible escasez en el suministro mundial de cerveza debido al cambio climático

Un nuevo estudio publicado en Nature Plants, investigadores de la Universidad de California-Irvine (UCI) adviertien que las sequías y las olas de

Cerrar