•  
  • 5
  •  
  •  
  •  
  •  

Una de las cosas más importantes que debemos tener en cuenta cuando queremos comer sano es la compra. Y es que, si no lo compras no lo comes, y en función de cómo sea tu compra así serán tus comidas.

Aprende a comprar: Lleva a casa lo que en verdad necesitas, lo que no te enfermará y sobre todo , lo más económico.

Es en el mercado en donde encontramos alimentos de verdad, ahí será díficil que encuentres alimentos procesados, encontrarás más productos nacionales y naturales.

Alimentos frescos, de temporada y locales: Sólo en el mercado

No debemos olvidarnos del medio ambiente a la hora de comprar. Cuando compramos alimentos en el mercado generalmente suelen ser alimentos de procedencia cercana, y esto es muy importante, ya que cuando compramos alimentos de la otra parte del mundo no tenemos en cuenta que para traerlos aquí tienen que usar medios de transporte que están contaminando nuestro planeta y que nos estamos cargando del medio ambiente.

No necesitamos tener a nuestra disposición todo el año todos los alimentos. Pero además, en muchas ocasiones compramos alimentos de otros países cuando en el nuestro también se cultivan (¿sabes que estamos comiendo kiwis de Nueva Zelanda cuando en Galicia también se cultivan?), pero no les damos la importancia que tienen o nos fijamos más en que son un poquito más caros que en su calidad. ¡Ojo! Comprar en el mercado no siempre nos asegura que sean alimentos locales, siempre hay que preguntar su procedencia.

Debemos buscar alimentos de temporada y no querer tener todo el año todas las frutas, verduras y pescados. Comprando alimentos de temporada disfrutaremos mucho más de su sabor, ya que están mucho más buenos que cuando se han madurado artificialmente. ¿A que no sabe igual un tomate en invierno que en verano? Además, en general suelen ser más baratos, ya que suele ser el momento en el que más cantidad hay.

Ayudamos a la economía local

Si compramos en el mercado normalmente suelen ser alimentos locales, por lo que ese dinero va a ir a parar a nuestros agricultores, pescadores, ganaderos…por tanto estamos ayudando a que puedan continuar trabajando y produciendo alimentos. En los supermercados los alimentos en general suelen venir de donde más baratos les sale comprarlos, por lo que no estamos ayudando a nuestros productores

Enseñamos a los niños

Otra de las razones interesantes es que podemos llevar a los niños a comprar. Así les haremos partícipes de las elecciones de comidas en casa, enseñándoles y evitando que se fijen en alimentos llenos de dibujitos, azúcar y grasa de palma. Recuerda que si les enseñamos de pequeños será más fácil que de mayores hagan buenas elecciones.

Estos son algunos de los motivos por los que es tan interesante comprar en el mercado: por sabor, por el medio ambiente, por salud y por la economía. Son bastantes, ¿no crees?

Recuerda siempre intentar comprar en mercado o comercios locales (fruterías, pescaderías, panaderías…) antes que en supermercado.

¿Cuál es tu mercado favorito?


  •  
  • 5
  •  
  •  
  •  
  •  

Sorry, comments are closed for this post