• 5
  • 14
  •  
  •  
  •  
  •  

El ajo negro es la transformación del ajo blanco mediante un proceso de control de la temperatura y la humedad constante durante un periodo prolongado de tiempo. Es un antioxidante, 2000 veces más efectivo que la vitamina E ; un antioxidante que también es típico. Ayuda a las células de la sangre para mantenerse sanas y activas en la circulación de la sangre para reducir el colesterol . Además equilibra la presión arterial al eliminar el potasio contenido en la misma.

El ajo negro es un alimento fermentado.

El ajo negro es el bulbo de la planta Allium sativium y tiene propiedades y beneficios para el organismo humano. Posee sabor suave, ligero al paladar y un olor más fino y delicado que el del ajo morado o blanco. Además no repite como los que están muy tiernos.

Sirve para cocinar, comer los gajos crudos, aliñar ensaladas o para preparar riquísimas recetas.

¿Cómo se obtiene?

El Ajo Negro se obtiene mediante la colocación de ajo crudo fresco en un armario de fermentación con agua de Mar, para la fermentación natural de 60 a 90 días. Requiere mucha dedicación y paciencia.

Prepáralo en casa de forma artesanal:

  1. Compra una o dos cabezas de ajos frescos.
  2. Pela la primera capa de cada cabeza. Ten cuidado de no romper el envoltorio y que queden visibles los gajos. Deben estar protegidos en todo momento aunque la materia vegetal exterior no es necesaria.
  3. Mete las cabezas de ajos morados o blancos enteras en un hervidor eléctrico pequeño, una yogurtera o un termo que mantenga la temperatura de 40 grados durante un mínimo de 2 meses ininterrumpidos. Esta periodo puede alargarse hasta los 3 meses, 90 días según la frescura del Allium sativium que compraste.
  4. Sácalos y envásalos al vacío para que los ajos negros mantengan todas sus propiedades durante varios meses.

Puede ser una receta sencilla, pero algo tediosa.

 

 


  • 5
  • 14
  •  
  •  
  •  
  •  

Sorry, comments are closed for this post