• 4
  • 10
  •  
  •  
  •  
  •  

El objetivo de la gestión ambiental es la prevención de impactos ambientales, es decir, evitar posibles errores y deterioros ya que puede resultar más costoso una vez que hayan sido ejecutados y puedan acarrear efectos irreversibles en el medio ambiente y, al mismo tiempo, llegar a conducir multas, cierres o clausuras definitivas de las operaciones de una instalación en caso de que estas fallas sean detectadas por la autoridad ambiental.

Lamentablemente, no todas las empresas cuentan con un departamento de seguridad y medio ambiente que dé seguimiento puntual a los aspectos correspondientes al cumplimiento legal-ambiental que la leguslación en dicha materia indica. Es por esto que surgieron en la década de los 80´s diferentes tipos de consultoría ambiental para cubrir las necesidades de las empresas en los rubros de capacitación, asesoría y gestoría de trámites, permisos y autorizaciones.

Se debe tomar en cuenta que el cumplimiento legal-ambiental se lleva a cabo atendiendo 3 vertientes:

  • Jurídico: Análisis de las leyes, normas y reglamentos aplicables a la empresa de acuerdo a sus actividades productivas.
  • Administrativo: Trámites, permisos, autorizaciones, reportes periódicos con indicadores del desempeño ambiental de la empresa, etc…
  • Operativo: Verificar que todas las actividades que se llevan a cabo dentro de las instalaciones obedecen al cumplimiento de la normatividad, capacitación, entrenamiento, elaboración de procedimientos, análisis de riesgo, auditorías internas, etc…

 

 


  • 4
  • 10
  •  
  •  
  •  
  •  

Sorry, comments are closed for this post