La arquitectura verde es una nueva tendencia que ha dado a luz el fomento por generar nuevas ideas que tengan un carácter sostenible y que contribuyan a la protección del medio ambiente.

Esta nueva tendencia se ha destacado por crear una actividad profesional medioambientalmente responsable, la cual contribuya a crear un modelo de desarrollo económico sostenible y una alternativa para generar nuevos espacios con tendencia ecológica.

Con la arquitectura sostenible, se busca el emprendimiento verde para la creación y consolidación de nuevas actividades empresariales o de negocios relacionadas con la arquitectura, que tengan un carácter de sostenible y de cuidado a la protección del medioambiente.

La arquitectura verde como se le conoce empezó su auge en los años noventa en Estados Unidos, Alemania e Inglaterra donde hasta ahora son precursores y guías del camino sobre el cual debe regirse la “vida verde”.

El término que se le ha dado ya es muy popular. Esta nueva manera de construir se basa en la creación de un diseño sustentable que va dirigido a la conservación ambiental así como la mejora en un nivel social y económico.

Especialistas en el tema consideran que el ser “verde” no es únicamente usar estos colores o sembrar árboles alrededor de nuestro edificio. Este modo de vida va más allá, ya que la arquitectura verde abarca desde la elección del solar que usará sobre la proyección de la estructura, hasta qué materiales reciclados, cómo se podrá ahorrar energía en las viviendas, qué pintura y diversos elementos se empleará para no alterar los cánones de este modelo sustentable.

Otra de las reglas de oro para este modo de construcción es bloquear la radiación solar con vegetación, toldos, cristales, además de abrir claraboyas (skyligths) a modo que se pueda escapar el aire caliente.

En estos diseños es notorio la planeación inteligente del uso de la iluminación natural reduciendo la necesidad de luz artificial así como el consumo eléctrico. El clima es un aspecto fundamental a cuidar, ya que dependiendo de la situación o zona, la elección de materiales actuaran en respuesta al factor climatológico.

Bajo la línea verde, se integra un sistema llamado cubierta verde en las azoteas, donde estas plantas de bajas raíces florecen sobre un sistema de impermeabilización de techos.

En la cubierta verde se implementa un sistema de recolección de agua pluvial donde se utilizan tuberías soterradas perforadas para entregar el agua recolectada a las raíces de las plantas, evitando la evaporización además de reutilizarlas para los enceres del hogar usando filtros de arena y grava.

En el caso de las fachadas, muchos emplean paneles móviles que permiten abrir o cerrar las estructuras para garantizar el libre acceso de aire y luz además de proveer privacidad. El concreto utilizado es de 50% reciclado de cenizas volantes. En estas construcciones es vital el uso de lámparas que usen bombillas fluorescentes o de tecnología LED.

En los últimos años diversos colectivos han posicionado la arquitectura verde como un nuevo modo de vida de élite que va contra las construcciones lujosas que tiene altos costos en su edificación. El eje de este movimiento realmente se basa en el uso de materiales ecológicos que ayuden a la creación de una vivienda con un alto índice de aprovechamiento de fuentes alternativas de energía, lo que a la larga repercutirá positivamente en nuestro bolsillo y en nuestro entorno.

Características de la arquitectura verde

  • Perfectamente integrada en la naturaleza.
  • Estimula el bienestar y la felicidad de las personas.
  • Máximo nivel sostenible y bioclimático.
  • Autosuficiente en energía y agua.
  • Arquitectura multimedia, flexible y reconfigurable.
  • Diseño formal integrado con la naturaleza.
  • Innovación continua.
  • Bajo precio y baja necesidad de mantenimiento.

La arquitectura sustentable, también denominada arquitectura sostenible, arquitectura verde, eco-arquitectura y arquitectura ambientalmente consciente, es un modo de concebir el diseño arquitectónico de manera sostenible, buscando optimizar recursos naturales y sistemas de la edificación de tal modo que minimicen el impacto ambiental de los edificios sobre el medio ambiente y sus habitantes.

¿Sabías que?

La arquitectura verde ayudará a disminuir el impacto sobre el medio ambiente y mejorará la salud de las comunidades mediante el uso de materiales menos tóxicos y más limpios.