• Los científicos revelan que en 2050 la contaminación podría causar la muerte prematura de unos 6,6 millones de personas.
  • La contaminación del aire provoca enfermedades del corazón, derrames cerebrales y el desarrollo de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). También está vinculada a las muertes por cáncer de pulmón y a las infecciones respiratorias agudas.

El aire con contaminantes tales como el ozono y las partículas diminutas podría causar la muerte prematura de unas 6,6 millones de personas por año para el 2050 si no se hace nada por mejorar la calidad del ambiente. Un estudio dirigido por Jos Lelieveld, científico del Instituto alemán Max Planck de Química, y publicado en la revista ‘Nature’ afirma que la contaminación del aire exterior ya está matando a cerca de 3,3 millones de personas al año en todo el mundo. Una cifra impactante que supera en más de un millón las muertes por el VIH. Los científicos han advertido que este número podría duplicarse en los próximos 35 años a menos que se tomen medidas correspondientes.

“En algunos países lacontaminación del aire es la principal causa de muerte y en muchos países es un problema importante”, ha aseverado Lelieveld. La contaminación del aire provoca enfermedades del corazón, derrames cerebrales y el desarrollo de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). También está vinculada a las muertes por cáncer de pulmón y a las infecciones respiratorias agudas.

El cálculo de los efectos sobre la salud y la mortalidad de lacontaminación del aire a escala global no es fácil, en parte debido a que la calidad del aire no se mide en todas las regiones del mundo y la toxicidad de las partículas varía en función de su origen. Para realizar el estudio, el equipo de Lelieveld ha combinado análisis químicos de la atmósfera con datos demográficos y estadísticas de salud. De este modo han logrado estimar la contribución relativa de los diferentes tipos de agentes contaminantes del aire, principalmente las partículas finas, a las muertes prematuras.

Según los resultados obtenidos, en la India yChina las emisiones debidas a la calefacción y la cocina causan el mayor número de muertes, mientras que en gran parte de EE.UU. entre otros países los principales responsables son las emisiones procedentes del tráfico y de la producción energética. En el este de EE.UU., en Europa, Rusia y Asia Oriental, las emisiones de contaminantes agrícolas a la atmósfera constituyen la mayor fuente de partículas finas que entran en los pulmones de las personas, causando enfermedades, discapacidad y muerte.