Una tendencia que está en crecimiento y que poco a poco más mexicanos buscamos implementar en nuestro día a día es la sustentabilidad dentro de nuestras casas.

Aunque parece una moda pasajera, lo cierto es que la situación ambiental es cada vez más alarmante y, de acuerdo con investigadores de la UNAM, se espera que en el 2050 los escenarios sean desfavorecedores si no se hace nada al respecto para concientizar a las personas de la crisis ecológica y social a la que nos estamos enfrentando.

El agotamiento de recursos energéticos, el cambio climático, la crisis del agua y la escases de ciertos alimentos son algunos de los principales problemas que ya podemos visualizar, por lo que es preciso que a partir de ahora tomemos las medidas necesarias para darle a este panorama un rumbo diferente.

¿Cómo? El primer paso que debemos dar es implementar cambios en nuestro hogar que nos ayuden a conseguir una casa sustentable. Con estos consejos podrás lograrlo.

Introduce sistemas de ahorro

Las ecotecnologías son básicamente accesorios y herramientas que controlan el consumo de recursos como electricidad, agua y gas dentro de una casa. Pueden ser desde reguladores de luz artificial, llaves, focos e inodoros ahorradores, hasta calentadores solares, etc.

La implementación y uso de estos accesorios, además de reducir el impacto diario, también beneficia a las finanzas de cada familia. Quizá al principio sea una fuerte inversión, pero pagará rendimientos conforme recibas tus facturas.

Si estás a punto de comprar una casa, verifica que el inmueble tenga incluidas algunas de estas ecotecnologías. En los portales inmobiliarios en línea podrás encontrar varias casas en venta que pueden ser la opción que estás buscando, lo único que debes hacer cuando contactes al vendedor, es asegúrate de preguntarle cuáles son los sistemas de ahorro que la casa incluye.

Separa la basura

Desde los primeros años de nuestra vida escolar hemos recibido la información necesaria para emprender esta tarea, sin embargo muy pocos lo implementan. Claro, hay muchas razones por las cuales las personas no separan la basura y entre ellas concierne que no existe un protocolo o sistema en el servicio público que también lo lleve a cabo. Sin embargo hay muchas acciones que puedes efectuar y que garantizan contribuir al cambio.

En lugar de tirar libros, cuadernos, hojas o cartón a la basura, júntalos y llévalos a un centro de reciclaje. Haz lo mismo con todos los recipientes PET y aluminio que vayas desocupando y que no creas darle otra función.

Coloca todos los desechos orgánicos, como los restos de comida, en un mismo recipiente y en lugar de tirarlos a la basura, búscales un nuevo uso como composta para tus plantas.

Reduce el consumo de productos de limpieza nocivos

¿Sabías que la mayoría de los productos de limpieza que compras en el súper están hechos con sustancias que son nocivas tanto para la salud de tu familia como la de tus mascotas?

Estamos seguros que dentro de la alacena tienes productos como bicarbonato de sodio, vinagre, limones, sal y muchos otros que te ayudarán a limpiar a la perfección sin impactar el medio ambiente ni afectar tu salud.

No solo recicles, también reutiliza

Hay muchas cosas en casa que puedes reutilizar, como los recipientes de algunos productos que compras, hasta el agua que expulsa la lavadora al momento de enjuagar la ropa. Cualquier cosa que pueda tener un segundo uso reducirá los desechos que generas.

Dile no al plástico

El plástico es un material con el que convivimos diariamente y que muchos consideran imposible de sustituir, pero ¿estás consciente de que es el elemento que más desechamos y que es casi imposible biodegradar? Hay muchas alternativas para sustituirlo, por ejemplo llevar bolsas de tela cuando haces las compras de la casa; comprar productos en empaques alternativos como papel, cristal, entre otros. Dile no a las botellas de plástico y evita los desechables.

¿Estás listo para darle al planeta un respiro desde tu casa?