Un grupo de jóvenes arquitectos se dispusieron a diseñar el barrio del futuro de América Latina. Innovaciones, modernidad y tecnología irrumpen para proponer una nueva forma de construir las ciudades en la región.

Te imaginabas así el barrio del futuro?

Una investigación de TECHO que estudia 651 asentamientos en situación de pobreza y exclusión, de siete países de la región -93 por cada país: Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Nicaragua y Paraguay- enseña que 1 de cada 4 asentamientos estudiados no cuenta con acceso regularizado a los tres servicios básicos, esto significa vivir sin el debido acceso agua potable, luz y saneamiento.

Y para ti, ¿cómo deben ser los barrios del futuro?

La propuesta

Construcciones resistentes y Vías asfaltadas

Las edificaciones del futuro serán capaces de resistir inclemencias del clima como la lluvia, el frío o el exceso de calor, gracias a sus techos firmes y ventanas habilitadas para la circulación de la luz y la ventilación. Además, las calles serán recubiertos por un material moderno denominado “asfalto”, que facilita el acceso al barrio y el tránsito de vehículos particulares y de uso público, como autobuses y ambulancias

Sistema Subterráneo de Agua PotableTodos los inmuebles contarán con una red de tuberías subterráneas, que les ofrecerá agua potable las 24 horas del día. Esto gracias a que el barrio será parte de los mapas oficiales de la ciudad, por lo que estará completamente integrado a la misma.

Naturaleza, Cultura y Participación

Árboles y extensas zonas serán habilitadas para la naturaleza, la recreación, el deporte y la convivencia. Además, varias edificaciones y zonas de uso público, permitirán el aprendizaje, la expresión y participación de todos los y las habitantes y visitantes del barrio, como la biblioteca.

Autobuses e Iluminación Pública

Peatones y vehículos podrán transitar con seguridad, incluso en la noche, gracias a un novedoso sistema que convierte la energía eléctrica en luz proyectada, iluminando calles, aceras y zonas públicas del barrio. Además, quienes quieran o necesiten desplazarse a otras zonas de la ciudad, tendrán autobuses a su disposición, vehículos diseñados para transportar numerosas personas a través de las vías urbanas, con trayecto fijo y alta frecuencia.

Inclusión y diversidad

Los vecinos y vecinas desarrollarán juntos proyectos que impactarán a toda la comunidad; haciendo que todas las personas sean bienvenidas al barrio, sin importar su origen, capacidad económica, género, edad, credo, posición social, capacidades especiales u orientación.

Educación al Alcance

Todos los niños, niñas y adolescentes del barrio, sin excepción, podrán acceder a instalaciones de educación formal, sin preocuparse por encontrar un cupo o por tener que desplazarse largas distancias.

Comercio y empleo

La actividad del barrio permanecerá activa gracias a un novedoso sistema de emprendimiento y trabajo, con el cual los habitantes podrán ofrecer y demandar productos y servicios, generar empleo y emplearse, y mantener así una economía saludable y justa.

Puesto de salud

Todas y todos los habitantes podrán recibir atención y tratamiento médico tanto para la cura, como para la prevención de enfermedades y dolencias. Como si fuera poco, éste puesto contará con un vehículo para situaciones de emergencia, también conocido como “ambulancia”

¿Te imaginabas así el Barrio del Futuro?

Probablemente no, pero, ¿sabías que 1 de cada 4 asentamientos informales no tienen acceso algo tan básico como red de agua potable, electricidad ni la red de saneamiento?:

Estas cifras hacen parte del último estudio de TECHO Internacional, donde se recopila información de investigaciones realizadas en 7 países de América Latina. Conoce más hallazgos entrando aquí.