El cambio climático en nuestro planeta es un hecho que ya no puede ser disimulado ni negado a ningún nivel. A pesar de que grandes corporaciones e incluso países renieguen de él es imposible tapar el sol con un dedo. Basta ver los grandes estragos que está causando en nuestro planeta para caer en cuenta que no es simplemente una idea de algún hippie sino una realidad.

Una de los principales causantes del calentamiento global es la contaminación que existe a nivel mundial y en este punto no solo podemos culpar a aquellas industrias gigantescas que, aunque son responsables de grandes cantidades de desechos, no son las únicas. Las personas, individualmente también generamos un montón de basura al día, la cual puede ser aprovechada de diferentes maneras gracias al reciclaje.

Hay startups que han visto en la basura su oportunidad de surgir. El asunto es que para reciclar y utilizar elementos que para otros son basura, no tienes que dedicarte específicamente a ello. Sin embargo, puedes utilizar desechos para apalancarte en el negocio que ya posees, en tu oficina y hasta en tu casa.

A continuación, encontrarás algunas ideas para reciclar frascos de vidrio sin gastar mucho dinero y extendiendo la vida útil de estos materiales:

1.- Para servir bebidas: si tienes un restaurant o un café donde sirvan bebidas, puedes utilizar los frascos de mayonesa, mermelada, encurtidos o de jugos naturales como contenedor de las bebidas preparadas. Esto puede darle desde un toque rústico a la mesa, hasta un toque bastante elegante, dependiendo del tipo de decoración que elijas para el mismo.

Puedes decorarlos usando pintura, brillantina, silicón caliente y más. Puedes dejar fluir tu creatividad. Lo bueno de esto es que tendrás provisión infinita de estos vasos para tu negocio ya que siempre comprarás productos que traen esta presentación y si eres quien los comercializa, puedes pedir a tus clientes que los dejen en el sitio a cambio de descuentos o de tickets para participar en el sorteo de algún regalo interesante.

2.-Como material promocional: en ocasiones especiales puedes hacer regalos bonitos a tus empleados o clientes utilizando frascos reciclados de cualquier tamaño que tengas en tu casa. Con una decoración hecha a mano o simplemente con etiquetas ya ellos pueden usar estos frascos como contenedores de lápices, marcadores, clips, materiales pequeños de oficina, como vaso o simplemente como adorno en sus lugares de trabajo.

3.- Como lámparas: los frascos decorados suelen quedar muy bonitos y llamativos, pero también puedes usarlos sin hacerle grandes modificaciones como lámparas colgantes. Actualmente está muy en boga en los restaurantes la tendencia de que las luces estén más cerca de las personas. Puedes usar estos frascos de cristal como lámparas colocándole bombillos de baja intensidad dentro y dejarlos colgar a mediana altura.

También puedes usar otro tipo de frascos como veladores, colocarle velas dentro y empleándolos como centros de mesa con decoraciones simples y delicadas.

4.- Como dispensadores: si haces un pequeño hoyo en la parte baja delantera del frasco y en esa parte colocas una tapita especial como la de los filtros de agua, puedes tener originales dispensadores de jabón líquido en el baño de visitas de tu casa, de la oficina o de tu negocio.

Además, puedes usarlos sin hacerle ningún tipo de modificación en tu cocina para contener la sal, el azúcar, pimienta, hierbas y todas aquellas especias que necesitas tener a la mano. Para identificar cada uno puedes decorar con pintura o irte por las etiquetas.

Seguramente puedes pensar en muchas más ideas donde puedes reutilizar elementos que normalmente acabarían en la basura y aportar tu granito de arena en reciclaje. Mientras más personas se sumen, el ambiente lo agradecerá más.

Si tú eres una persona emprendedora pero no estás totalmente seguro en dónde deberías invertir próximamente, te invito a leer este artículo acerca de los mejores negocios en los que invertir tu dinero.