na nueva isla flota, literalmente, en costas del Océano Pacífico. No se trata de tierra fija, sino de una construida por toda la basura que los humanos arrojan al mar.

Es la isla de plástico recién descubierta por un grupo de científicos de la Asociación Algalita Marine Research Foundation, quienes durante seis meses recorrieron el sur del Océano Pacífico.

La isla generada por desechos de plástico se ubica cerca de las costas de Chile y Perú. Tiene una extensión cercana a los dos millones de kilómetros cuadrados, por lo que se promedia que supera dos veces el tamaño de México.

Dichos investigadores detallaron que gran parte del material que se encuentra flotando no es visible, porque se trata en general de partículas de microplástico que individualmente no alcanzan el tamaño de un grano de arroz.

Pero los investigadores también encontraron desechos de plásticos como recipientes que se utilizan para clasificar los peces en las pescaderías, boyas de pesca, botellas y tapas.

Los especialistas de Algalia indicaron que la basura es peligrosa para el medio ambiente porque podría afectar la cadena alimenticia de las especies marinas, ya que los peces más pequeños se alimentan de los residuos.

Pero además tendrían una gran incidencia en el calentamiento de las aguas y que puede ayudar a la formación de las grandes tormentas.

De continuar con el ritmo acelerado de contaminación de los océanos del mundo, para 2050 los ecosistemas marinos tendrán más plásticos que peces y aproximadamente 99 por ciento de las aves marinas habrán ingerido plástico.