El auge por la arquitectura y el diseño sostenible que respete el medio natural es algo que cada vez estamos viendo, y veremos, con más frecuencia.

Si hace unos meses el Instituto de Turismo Responsable, Global Sustainable Tourism Council y TripAdvisor compartían que el 90% de los viajeros elegiría un hotel sostenible y el 34% estaría dispuesto a pagar más por alojarse en alguno de ellos, no es de extrañar que esta tendencia vaya in crescendo.

La última que hemos descubierto es el Joshua Tree Residence, de Whitaker Studio. Se trata de una casa ubicada en medio del árido desierto californiano y diseñada con una serie de contenedores distribuidos en forma de flor que se orientan para maximizar las vistas de los alrededores y llenar de luz natural todo su interior.

Imponente a la par que original, la casa es una reconfiguración de un concepto que el estudio de arquitectura diseñó para un edificio de oficinas. Éste, jamás se realizó. Sin embargo, un cliente que James Whitaker, fundador del estudio, tenía en Los Ángeles decidió visitar ese árido terreno perteneciente a un producto de cine y cuando lo vio pensó que era ese lugar el idóneo para construir la casa.

“La fotografía era de una oficina que diseñé hace años pero nunca fue construida. Entonces sucedió que la siguiente vez que el cliente estuvo en Londres me contactó y agendamos una cita”, comenta Whitaker. Y fue en ese momento cuando comenzó a rediseñar el concepto.

Aunque la construcción del proyecto comenzará el año que viene, ya existen planos y fotografías del interior de la casa. Con un total de 200 metros cuadrados, cuenta con un comedor, una sala, una cocina y tres habitaciones, todas ellas con amplios ventanales que dejan pasar luz natural y con piezas y mobiliario del diseñador Ron Arad. El toque de sostenibilidad, además de los materiales utilizados, lo pondrán los paneles solares que estarán instalados en una cochera para proporcionar toda la electricidad que la casa necesite.