Los científicos han identificado que ahora hay una probabilidad de 1 en 20 de que el calentamiento global cause un daño catastrófico al planeta para 2050.

Un nuevo estudio que evalúa los modelos de futuros escenarios de cambio climático reveló la creación de dos nuevas categorías de riesgo “catastróficas” y “desconocidas”.

El estudio fue realizado por Veerabhadran Ramanathan, un profesor especializado en clima y ciencias atmosféricas del Instituto Scripps de Oceanografía de la Universidad de California en San Diego. Ramanathan y su colega el ex estudiante graduado de Scripps, Yangyang Xu, examinaron los posibles resultados basados en los objetivos establecidos por el Acuerdo Climático de París de 2015.

El Acuerdo de París establece actualmente que debe mantenerse temperaturas medias globales por debajo de 2 grados centígrados respecto a las temperaturas de la Revolución Industrial.

Lo que los científicos encontraron fue que incluso un pequeño aumento de sólo 1.5 grados debe ser clasificado como “peligroso”, pues da como resultado un daño considerable a los sistemas humanos y naturales.

Que la temperatura se incremente más de 3 grados haría que los resultados estén en la categoría “catastrófica”. Una subida más allá de 5 grados y los resultados caerán en “desconocido”.

En caso de que se lo estén preguntando, “desconocido” es muy literal. Simplemente no tenemos idea de lo grave que sería el daño, aunque ambos académicos están de acuerdo en que podría resultar en amenazas potencialmente existenciales.

Aunque tanto “catastrófica” como “desconocida” son categorizadas como “acontecimientos de alto impacto y de baja probabilidad”, la pareja de científicos todavía establece la probabilidad de que ocurra en torno al 5%.

“Cuando hablamos de un evento de alto impacto de 5% de probabilidad, la gente puede descartarlo y calificarlo como pequeño, pero es equivalente a una oportunidad de uno de 20 de que el avión que está a punto de abordar se caerá”, explica Ramanathan.

“Nunca llegaríamos a ese avión con una oportunidad de uno de cada 20, pero estamos dispuestos a enviar a nuestros hijos y nietos a ese avión”, dijo.

A pesar de tener una probabilidad tan baja, un aumento de 5 grados causaría lo que los científicos llamaron “puntos de inflexión” alrededor del planeta, incluyendo el colapso de la capa de hielo del Antártico Occidental y el completo desmoronamiento de la selva amazónica.

Pero no todo es desgracia y tristeza. Tanto Ramanathan como Xu creen que prevenir estos resultados es algo que la comunidad global es más que capaz de hacer.

Las emisiones globales de CO2 han caído a niveles casi nulos, mientras que el auge de las energías renovables ha hecho una gran diferencia. Donde hay que avanzar en la democratización de las tecnologías renovables tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo.