La misión de Andrea, Fathom, Katrina y Splash es localizar vaquitas marinas para ser rescatadas por un equipo multidisciplinario de científicos internacionales

Han llegado a México cuatro delfines de la Marina estadounidense cuya misión es localizar vaquitas marinas para ser rescatadas por un equipo multidisciplinario de científicos internacionales, encabezados por mexicanos que pretender evitar la extinción de la especie endémica del Alto Golfo de California.

Los cuatro mamíferos marinos fueron prestados por la Marina estadounidense para ser integrados al Plan de Conservación, Protección y Recuperación (CPR) de la vaquita marina, en el cual se ha venido trabajando desde 2015 y aglutina el trabajo de nueve secretarías federales encabezadas por la de Medio Ambiente y Recursos Naturales. A decir de los científicos responsables se trata de un proyecto único a nivel mundial en materia de rescate de una especie.

Lo más importante de la estrategia es que tiene candados de seguridad, tenemos un grupo de expertos internacionales y un panel consultor al que acudimos en cada paso que damos, para dar el siguiente, evaluamos primero como nos salió” aseguró Lorenzo Rojas, Coordinador del Proyecto CPR de Investigación y Conservación de mamíferos marinos de SEMARNAT.

Los delfines participan en la primera de seis etapas en las que se divide el plan. Búsqueda, captura, evaluación, alojamiento temporal, alojamiento por largo tiempo y reintroducción. Ayudarán a posibilidades tecnológicas como son el avistamiento con equipo profesional y un mapeo acústico de la actividad de la Vaquita Marina en el Alto Golfo de California y el delta del Río Colorado.

De acuerdo a las estimaciones de Lorenzo Rojas son 30 ejemplares de Vaquita Marina los que habitan la zona de suspensión de pesca de embarcaciones menores que fueron el principal factor para su desaparición al quedarse atrapadas en las redes de pesca adores que buscaban la totoaba, cuya vejiga natatoria tiene una fuerte demanda en el mercado negro) principalmente de China, donde se subasta en precios de 100 mil dólares por kilogramo.

Las misiones de búsqueda se emprenderán entre el 11 de octubre y el 11 de noviembre; cuando los delfines ubiquen a una vaquita, los delfines harán una señal para que tres embarcaciones hagan un cerco para que el ejemplar de la especie en peligro de extinción sea revisada por veterinarios, y en caso de no estar estresada, sea transportada a un refugio: un corral marino ubicado a una y media milla náutica del puerto de San Felipe Baja California, para ser estudiada por el grupo multidisciplinario.

El plan CPR ha previsto alguna emergencia médica y por eso construyeron un campamento con todo lo necesario para brindar atención a los mamíferos marinos que también son conocidos por ser los pandas del mar, debido a sus características manchas alrededor de los ojos.

Cuando tengamos un área limpia de redes, cuando tengamos garantizado que los pescadores pueden hacer una vida digna con artes de pesca alternativa, porque no podemos recupera a la vaquita y extinguir a los pescadores”, comentó Rojas.

Nueva estación naval

Minutos antes de la llegada de los delfines de la Marina estadounidense la Secretaría de Marina Armada de México inauguró la Nueva Estación Naval de Búsqueda Rescate y Vigilancia Marítima de San Felipe, que además de proteger la vida humana será también parte del plan de rescate de la Vaquita.

Una iniciativa impulsada por el presidente Enrique Peña Nieto, quien instruyó a SEMARNAT, a SAGARPA, a CONAPESCA y a SEMAR para la implementación de estrategias conjuntas que nos permitan poner a salvo a las vaquitas marinas, cabe mencionar que uno de los principales objetivos de este proyectos es evaluar la factibilidad y en su caso lograr la localización de esta especie en el mar del Alto Golfo de California para su alojamiento temporal y de ser posible su reproducción en un santuario”, comentó el secretario de Marina Vidal Soberón Sanz que encabezó la ceremonia de inauguración.

Fue a través de la Marina de México que pudimos hacer contacto con la marina de Estados Unidos para empezar este programa de colaboración y quiero hacer un justo reconocimiento de la armada de Estados Unidos, un gran aliado en este proceso y en este proyecto que no tiene precedente en la historia”, expresó Rafael Pacchiano, secretario de Medio Ambiente y recursos Naturales, presente también al ser la dependencia que dirige la principal coordinadora de la estrategia de rescate de la Vaquita Marina.

No ha habido un solo país en el mundo que haya hecho todos los esfuerzos que estamos haciendo el gobierno mexicano dentro de las diferentes dependencias y acompañado siempre por un panel de científicos muy importantes”, abundó el secretario.

Dentro de las acciones para salvar de la extinción a la vaquita marina de 2015 a la fecha se estableció un polígono de suspensión de pesca de 14 mil kilómetros cuadrados 10 veces más que en 2005, la Marina también reportó cifras relacionadas con el patrullaje marítimo y terrestre con el fin de evitar el tráfico de totoaba y sobre todo de su vejiga natatoria o buche de totoaba, el cual es muy cotizado en el mercado asiático.