• 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

¿Cómo abogar por la transparencia en una industria opacada por el secretismo? ¿Y cómo lograr que la transparencia propicie un verdadero cambio para los trabajadores?

Estas son preguntas que la Fundación C&A aborda a través de sus apoyos y alianzas, comenta Jill Tucker, directora de innovación y transformación de la cadena de producción.

“Hemos visto en otros sectores y en la sociedad civil cómo la divulgación pública de la información puede generar cambios y llevar a los responsables a rendir cuentas. El caso de los Papeles de Panamá es un ejemplo reciente de esto. Con mayor información, la sociedad puede exigir cambios. Queremos ver que eso suceda también en la industria de la confección”.

La industria de la moda es conocida por tener cadenas de producción complejas y con frecuencia opacas. Hoy en día los consumidores no tienen manera de saber dónde se fabrica su ropa o bajo qué condiciones, además de leer el país de origen en la etiqueta.

“El problema es que la información se reserva a unos cuantos actores”, explica Jill. “Decenas de miles de auditorías se llevan a cabo cada año en las fábricas, pero con muy pocas excepciones, los resultados no son accesibles a otras partes además de los administradores de la fábricas y los compradores involucrados. En muy pocas ocasiones la información sobre las condiciones laborales se comparte con los trabajadores, el gobierno o el público en general, justamente las instancias que tendrían mayor probabilidad de ejercer presión y exigir mejorías. Y sin información, es muy difícil actuar”.

Existen algunas señales alentadoras de que las cosas están comenzando a cambiar. Fashion Revolution, con el apoyo de la Fundación C&A, publicó el Índice de transparencia en la moda 2017, una revisión de 100 marcas de moda y minoristas internacionales, acerca de cuánta información divulgan sobre sus políticas sociales y ambientales, sus prácticas y su impacto.

Fashion Revolution se ha dado cuenta de que cada vez un número mayor de marcas le está dando importancia a la transparencia. En general, las marcas están compartiendo ampliamente sus políticas y su compromiso, y también cada vez más marcas están incluyendo en sus páginas web el nombre y la ubicación de algunos o de todos sus proveedores directos.

Aunque nos sentimos optimistas acerca del desarrollo de la industria nos gustaría ver más y mejor información compartida en el dominio público.- Jill Tucker. Directora de innovación y transformación de la cadena de producción.

Pero aún queda mucho por hacer. La puntuación promedio de todas las marcas en el Índice de transparencia en la moda es 49 de 250, y ninguna marca alcanza más de 50%. En su mayoría, las marcas publican poca información sobre el “impacto de sus prácticas” incluyendo, por ejemplo, los resultados de las evaluaciones a proveedores o las actividades de remediación detalladas.

“Aunque nos sentimos optimistas acerca del desarrollo de la industria”, explica Jill, “ nos gustaría ver más y mejor información compartida en el dominio público”.

La Fundación C&A considera que la transparencia es el primer paso hacia la rendición de cuentas y el cambio de comportamiento a lo largo de la cadena de producción; apoyamos iniciativas que recopilan y divulgan información que permite a diferentes usuarios actuar por el mejoramiento de las condiciones laborales.

Pero también reconocemos que la transparencia debe complementarse con otros mecanismos para que los cambios a nivel de las fábricas puedan ser integrados en toda la industria. Estos mecanismos incluyen sistemas que propician el diálogo, herramientas de apoyo que permiten a los actores clave realizar cambios, y el fortalecimiento de los trabajadores para que puedan negociar estos cambios.

Por ejemplo, una forma de enfrentar el problema es poner de nuevo el poder en manos de los mismos trabajadores, y la tecnología está comenzado a hacer que eso sea posible.

“La mayoría de los trabajadores tiene hoy un teléfono en sus manos y estamos explorando cómo se puede utilizar esa tecnología para reunir información sobre sus condiciones laborales, y para conectar y empoderar a las comunidades de trabajadores para que puedan presionar por obtener las mejoras que son más importantes para ellos.”

Recientemente, LaborVoices Inc publicó los resultados de una iniciativa apoyada por la Fundación C&A en la que se utilizaron teléfonos celulares para recabar las opiniones de los trabajadores de la industria de la confección en Turquía, dándoles así una oportunidad de alzar la voz acerca de sus condiciones laborales.

Con presión ejercida desde diversos frentes, incluyendo marcas visionarias, gobiernos, sociedad civil, consumidores y trabajadores, el llamado al cambio será cada vez más difícil de ignorar por las marcas, minoristas y proveedores que se resisten a la transparencia. Y así, pronto comenzaremos a ver una verdadera transformación en la industria.

Aquí mayor información sobre el compromiso con la transparencia de la Fundación C&A. https://d2bkwed3dzgijf.cloudfront.net/live/media/filer_public/21/d4/21d43cce-b8e7-43b0-aad5-137dbf1d6731/caf_transparency_committment.pdf


  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Sorry, comments are closed for this post