La llamada ‘economía colaborativa’ llegó al sector de la energía renovable demostrando que la descentralización de la de energía es algo inevitable. En Alemania, un joven electricista llamado Karsten Kaddat le compartió al periódico “El País” la forma en la que consiguió energía verde gratis para su familia al sumarse a una comunidad de miles de personas que producen y comparten la energía que generan mediante fuentes limpias como son los paneles solares.

“Cuando les cuento a mis compañeros de trabajo que no pagamos nada por la electricidad, se quedan con la boca abierta”

En esta comunidad cada hogar almacena la energia generada en baterías que están conectadas entre si, cuando se agota tu reserva puedes obtener la energia sobrante de los demás productores o ceder tu excedente cuando no la necesitas, de esta manera se han transformado a los consumidores en productores y proveedores energéticos. Mediante una aplicación móvil, cada usuario puede controlar su consumo y ver en tiempo real cuanta energía obtiene de sus paneles solares y cuanta de la red comunitaria, así como su consumo y aportaciones y un calculo de cuanto producirá en los siguientes días basado en el pronóstico del clima.

Sonnen es la empresa responsable de esta red que ya cuenta con más de 8,000 usuarios y que empieza a replicar este sistema en países como Italia y Australia. Esta empresa comenzó a fabricar baterías para almacenar energía renovable desde el año 2010, desde los primeros modelos contaban con conexión a internet que permitió a la empresa conocer los hábitos de generación y consumo de los hogares llegando así a la conclusión de que en conjunto se generaba más energía de la que se consumía.

El siguiente paso se dio en el año 2015, cuando comenzaron a conectar a los hogares entre si para que pudieran compartir la energía, para lograrlo utilizaron la red eléctrica general como el resto de los usuarios, con la diferencia de que gracias al sistema informático desarrollado por la compañía, cuando una casa saca energía de la red general, otra mete la misma cantidad al sistema.

Pero la clave para consolidar este sistema no esta en las baterías sino en la red, ya que gracias a la transferencia de energía se comprobó que podían contribuir a la estabilización de las redes eléctricas y mejorar el funcionamiento de la red en general, algo que es imposible hacer por si mismo con las redes antiguas que terminan por deteriorarse. Gracias a esto, el años pasado Sonnen pudo ofrecer el servicio detarifa de energía cero a cambio de que los usuarios permitan la gestión de sus baterías de forma autónoma y así utilizar su energía para estabilizar las redes de grandes compañías que pagan por este servicio.