Misión Marte: Por la colonización del planeta rojo

Making Humans a Multi-Planetary Species, es un documento de 15 páginas titulado [PDF] firmado por Elon Musk, y es considerado como “un sólido manifiesto de alguien que se toma muy en serio la colonización del Sistema Solar”, dicen en New Atlas. Esencialmente el contenido es lo mismo que explicó Elon Musk el año pasado en una conferencia. Pero por escrito. Lo puedes leer, aquí: http://online.liebertpub.com/doi/pdf/10.1089/space.2017.29009.emu

El texto recoge los pormenores de una misión para colonizar Marte: describe las naves y vehículos espaciales a utilizar, los tiempos, los costes,… Respecto a los costes, la idea es que cada colono se pague su billete y contribuya así a financiar la misión,

Con los métodos tradicionales, basándonos en la misión Apolo y siendo optimistas, el coste por persona sería de unos 10.000 millones de dólares. Como ejemplo, se calcula que el coste por persona lanzada del programa Apolo fue una cifra entre los 100.000 y los 200.000 millones ajustando la inflación, y se envió una docena personas a la superficie de la Luna — lo cual, dicho de paso, es algo increíble; probablemente uno de los principales logros de la Humanidad.

Sin embargo este es un precio elevado por un billete. Una civilización no se puede sostener si el precio del billete es de 10.000 millones por persona. Pero si conseguimos que mudarse a Marte cueste el equivalente al precio promedio de una casa en los EE UU, unos 200.000 dólares, creo que las probabilidades de establecer en Marte una civilización autosostenida son muy altas. De hecho estoy casi convencido de que ocurrirá.

No todo el mundo querrá ir a Marte. De hecho probablemente sólo una parte relativamente pequeña de terrícolas querrá ir, pero será la suficiente como para que suceda. La gente podrá conseguir patrocinadores. Cualquier persona que ahorre y que tenga como objetivo ir a Marte podrá pagar el billete y mudarse a Marte — y dado que en Marte al principio faltará mano de obra no les faltará empleo.

Una estación de reabastecimientiento en una luna de Saturno.

El documento va más allá de Marte y habla incluso de establecer estaciones de servicio por ejemplo en Encelado (satélite de Saturno) o en Europa (satélite de Júpiter), incluso en Plutón (ah, venimos a pedir favores y ni siquiera te llamamos planeta) para que el sistema de vehículos espaciales que propone Musk nos dé la posibilidad de ir a cualquier lado del Sistema Solar: «se podría viajar al cinturón de Kuiper o a la [hipotética] nube de Oort, en los límites del Sistema Solar. Aunque no recomiendo usar el sistema para realizar viajes interestelares [a otros sistemas solares] este mismo sistema —disponiendo de estaciones de reabastecimiento a lo largo del camino— daría acceso total al Sistema Solar.»