El pasado jueves 1 de junio, el presidente norteamericano Donald Trump anunció la salida de su país del Acuerdo de París, pacto que busca reducir las emisiones de gases de efecto invernadero para frenar el calentamiento global.

Las reacciones a nivel mundial no se hicieron esperar, presidentes de distintos países reafirmaron su compromiso con el acuerdo, pero sin duda uno de los que más llamaron la atención fue Emmanuel Macron, presidente de Francia, que no sólo señalo lo erróneo de la decisión tomada por Estados Unidos, sino que invitó a todos los países del mundo a ser responsables por sus acciones climáticas bajo la frase “make the planet great again”, una clara referencia al discurso que Donald Trump mantuvo durante su campaña presidencial.

 

El gobierno de Estados Unidos justificó las razones del abandono mediante un video publicado en el canal oficial de la casa blanca en el que señalaba, entre otras cosas, que permanecer en el Acuerdo significaria perdida de empleos, dejar la vía libre para el crecimiento de China y ser supuestamente un gasto monetario muy alto para el país.

Poco después, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Francia, lanzó su peculiar respuesta en la que refutaba las razones utilizando el mismo video publicado por Estados Unidos, pero aumentando algunos datos extra que resultaron en todo un suceso viral que pronto recorrió el mundo entero: