Los alumnos de la Universidad del Desarrollo (sede Concepción), ganaron el concurso Construye Solar 2017 con su proyecto social sustentable Casa S3. Se le destacó su economía, su rápida construcción y el gran aprovechamiento de espacios.

Hoy en día la industria de la construcción tradicional es causante del 50% de partículas contaminantes en el medio ambiente, del consumo del 40% de la energía total y del 50% de los recursos humanos. Por eso, la construcción de viviendas sustentables a nivel masivo es el paso que Chile debe dar para hacerse cargo de los problemas medio ambientales.

Construye Solar es un desafío organizado por La Ruta Solar y el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (y coorganizado por la Municipalidad de Santiago); e invita a universidades de Chile y el mundo, a realizar prototipos de viviendas sociales sustentables a escala real, que integren un sistema de energía solar y otras innovaciones medioambientales.

Estas viviendas deben tener un costo en materiales, elementos de construcción y mano de obra no mayor a los $300.000 por metro cuadrado, ajustándose así a los valores de un subsidio estatal.

Se busca, principalmente concientizar a la población sobre los beneficios económicos, sociales y ambientales que ofrece la construcción sustentable. Tal como lo señala la ministra de Vivienda y Urbanismo, Paulina Saball, “nosotros trabajamos por hacer un país sustentable, pero también más equitativo, y hoy día incorporar criterios de sustentabilidad en viviendas sociales, es una manera de combinar adecuadamente sustentabilidad con equidad”.

El concurso se quedó con seis finalistas y finalmente lo ganó el equipo de estudiantes la Universidad del Desarrollo (UDD) de Concepción, luego de que su proyecto Casa S3(solución-social-sustentable)lograra imponerse en casi todas las pruebas a evaluar, resaltando sobre todo por su economía.

“Esto fue un factor importante en nuestro triunfo, ya que el costo de la casa es accesible, la construcción rápida, pues se hizo en 9 días, y la vivienda tiene un mejor acercamiento en lo social, tanto en el precio como en el urbanismo”, recalcó a El Definido la estudiante de arquitectura y capitana del equipo, Carolina Yáñez.

Además de obtener el primer lugar del concurso, Casa S3 logró el primer lugar en las categorías “Ingeniería y construcción” e “Innovación”, y el segundo puesto en “Comunicación y conciencia social”.

Casa S3 y sus mayores cualidades

El piloto tiene 60 m2 construidos distribuidos en dos niveles, más una terraza en el techo, la que funciona como una cubierta multipropósito. El terreno completo es de 108 m2, lo que incluye jardín, antejardín y estacionamiento. Tiene un sistema que acumula aguas lluvia, incorpora una huerta familiar, cuenta con una fachada que proporciona ventilación y secador de ropa.

Lo más novedoso de este proyecto, y uno de los aspectos más destacados por el jurado, es que se trata de una vivienda social sustentable con énfasis especial en la privacidad y en los lugares de esparcimiento. Características muy difíciles de encontrar y de lograr en viviendas sociales, por el espacio reducido que suelen tener.

 

En la memoria oficial del proyecto Casa3, explican el concepto de la vivienda. Se trata de una villa con casas pareadas de dos niveles, más cubierta y terraza con orientación norte, garantizando que las áreas comunes tengan buena iluminación durante todo el día y año.

Todos los materiales con los que está construida generan ahorro. Se ocupan aguas lluvias para WC, colector solar de aire para calentar la casa en invierno, difusores de agua y chimenea de ventilaciónpara enfriarla en verano, y fachada ventilada para apoyar ambas estrategias: enfriar y calentar.

La electricidad se genera con paneles fotovoltaicos, calienta agua con panel termo solas y bomba de calor; y genera ahorro en artefactos eficientes y con almácigos para el auto cultivo. Y lo mejor, ahorra un 54% de agua y un 56% de electricidad; y cuenta con buenos aislantes acústicos.

Además, cuenta con una logia techada con tendedero en la fachada para el secado de ropa afuera de la casa para evitar condensación y humedad interior. Y la casa es ampliable a un baño y un dormitorio más, sin perder sus cualidades térmicas.

La vivienda va a estar montada próximamente para el público en la provincia de Arauco.

Los otros ganadores

El segundo lugar del certamen fue para la Casa Cebolla, a cargo de la Universidad deChile. Su nombre se debe a las múltiples capas incluidas en su diseño, generadas para que la vivienda se adapte a distintas condiciones ambientales, climas y contextos sociales en donde se emplace su construcción.

El equipo donó su prototipo para ser levantado como centro comunitario en Palmilla (VI Región), municipio gravemente afectado po rel megaincendio de comienzos de año.

El tercer lugar fue para el proyecto Módulo Tendal de la Universidad Central de Chile. Propuesta que consiste en una vivienda basada en el diseño de consciencia ambiental, pensada en la inclusión del proceso migratorio. Además de contar con un sistema de energía solar, dentro de sus innovaciones, destacan un secador solar de ropa que disminuye la humedad interior de la casa, terrazas individuales y comunitarias con huertos urbanos (que facilitan la interacción entre vecinos), y un aislante natural hecho de lana de oveja.

Se propuso emplazarla en el barrio Matta Sur, debido a las óptimas condiciones de inserción que éste entrega, mediante su conectividad y diversificación programática.