El supermercado del futuro está en Milán y cuenta con pantallas en las góndolas que al presionarlas ofrecen toda la información necesaria sobre los productos, como el origen del alimento, sus características nutricionales y hasta las promociones vigentes

Future Food District

La idea detrás del supermercado del futuro no es, según Carlo Ratti, únicamente económica, sino que lo que se pretende con toda la información desplegada es que los consumidores adquieran unos hábitos alimenticios más saludables y conscientes.

El supermercado pertenece a la cadena italiana Coop y fue abierto el pasado mes de diciembre, aunque ya había sido probado con éxito durante la Exposición Universal “Alimentando el planeta. Energía para la vida” celebrada en la ciudad italiana en 2015.

Los datos recogidos a través de la interacción del comprador permiten así mismo saber cuáles son los alimentos más vendidos, la temporalidad de la venta y los recorridos habituales de los clientes.

El supermercado fue desarrollado por Carlo Ratti, un arquitecto del Instituto Tecnológico de Massachusetts, y está ubicado en el interior del Bicocca Village, uno de los centros comerciales y de entretenimientos más frecuentados de Milán

El local cuenta con más de 6.000 productos, entre “take away” (“comida para llevar”), un importante sector de productos frescos (frutas, hortalizas, carnes y peces) y estanterías bajas. Frente a cada estantería hay una pantalla en la que al presionar una serie de botones se despliega toda la información necesaria. También se puede acercar el alimento para obtener sobre las pantallas informaciones adicionales sobre el origen de las materias primas, instrucciones de consumo y promociones vigentes.

La idea detrás del supermercado del futuro no es, según Carlo Ratti, únicamente económica, sino que lo que se pretende con toda la información desplegada es que los consumidores adquieran unos hábitos alimenticios más saludables y conscientes.

El supermercado pertenece a la cadena italiana Coop y fue abierto el pasado mes de diciembre, aunque ya había sido probado con éxito durante la Exposición Universal “Alimentando el planeta. Energía para la vida” celebrada en la ciudad italiana en 2015.




"