La Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) ha anunciado que se aprueba el castigo con cárcel a las personas que se note discriminación o falta de respeto a las madres que estén amamantando a sus hijos recién nacidos en vía pública, se apoya a las mujeres que tengan la necesidad de llevar esta acción natural a los lugares abiertos

La Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) aprobó reformas a diversas leyes, entre ellas a la Ley de Cultura Cívica para sancionar hasta con 36 horas de arresto a quien condicione, insulte o intimide a una mujer por amamantar en vías y espacios públicos.

4 de cada 10 mujeres alimentan con leche materna a sus bebés

En el dictamen avalado se expone que uno de los factores que genera un decremento cada vez mayor para que las mujeres den de lactar a sus infantes es la discriminación que sufren en los lugares públicos.

Tratándose de la Ciudad de México, las unidades de la Secretaría de Salud local reportan que únicamente cuatro de cada 10 mujeres alimentan con leche materna a sus bebés, lo cual resulta preocupante, pues esto implica que del 100 por ciento, 60 por ciento de madres que acudieron a dichas unidades no realizan esta práctica.

En la Ciudad de México, a pesar de los esfuerzos realizados para promover la lactancia materna, éstos no han sido suficientes y efectivos, pues el porcentaje de infantes que dejan de obtener los beneficios de la leche materna en nuestra entidad siguen siendo altos.

Amamantar a un infante durante sus primeros seis meses de vida contribuye alfortalecimiento del desarrollo del sistema inmunológico del recién nacido y en la prevención de ciertos padecimientos tales como la diabetes, la obesidad, infecciones respiratorias o gastrointestinales.

La leche materna fortalece el desarrollo del sistema inmunológico del bebé y previene padecimientos como diabetes, obesidad, infecciones respiratorias o gastrointestinales

La leche materna también contribuye a la buena salud de la madre, ya que reduce en ella la probabilidad de desarrollar cáncer de mama o de ovarios y contribuye a la pérdida de peso después del parto.

Sin embargo, la vigilancia de la lactancia no sólo radica en el control del desarrollo que debe tener el infante durante sus primeras etapas, sino también, en las consecuencias graves que pueden generarse para la población de la Ciudad de México.

Esto adquiere gran importancia si observamos que nuestro país se ubica, dentro de los países latinoamericanos, en el último lugar en lactancia exclusiva durante los primeros seis meses de vida del recién nacido.

Tan sólo, de acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición del año 2012, se observó una disminución en la práctica lactaria, pasando de 22.3 por ciento a 12.5 por ciento en la zona urbana a nivel nacional.

El fomento de la lactancia desempeña un papel fundamental, pues el mejor alimento para aportarles a los niños pequeños los nutrientes necesarios para un crecimiento y desarrollo saludables durante los primeros seis meses de vida es la leche materna.

Combinada con la alimentación complementaria, la lactancia óptima previene la desnutrición y aporta un gran número de defensas al sistema inmune del niño, además de ser una actividad constructora de lazos afectivos muy importantes entre la madre y su infante, mejora la salud y reduce el riesgo de mortalidad de los neonatos.

Por lo anterior, se establecen infracciones administrativas a toda persona que discrimine, afecte o violente el derecho de la mujer de dar de lactar a su hija o hijo, así como el derecho a la alimentación, salud y desarrollo integral del infante.