FINAE, empresa de impacto social especializada en financiamiento para la educación superior, es una de las compañías mexicanas que ya ostenta el certificado Empresa B

El Sistema B, el organismo detrás del certificado Empresa B, ha llegado oficialmente a México. Gracias a este arribo, que aprovecha una alianza entre CAF (banco de desarrollo con foco en Latinoamérica) y CO_ (plataforma de colaboración para proyectos innovadores de impacto social), las empresas del país que tienen una meta social tendrán un acceso más sencillo a la certificación Empresa B (o B Corp)

El título de Empresa B reconoce a una compañía –con fines de lucro pero que persigue un objetivo medioambiental o social– que satisface estándares estrictos en materia de impacto comunitario, transparencia, gestión medioambiental, gobierno corporativo y modelo laboral.

Así, la certificación Empresa B, concebida por el organismo global no lucrativo B Lab, garantiza que la meta de una organización socialmente comprometida se está cumpliendo a través de las mejores prácticas de negocio, lo que permitirá –entre otras cosas– que el efecto positivo del proyecto perdure en el tiempo.

En el contexto mundial del llamado nuevo sector económico (sustentable, centrado en las personas y no sólo en la rentabilidad, protector de las comunidades, etc.), Empresa B es uno de los certificados más respetados y admirados. Hecho que se refleja en la estructura que hoy respalda al sello:

  • 1,850 compañías.
  • 50 países.
  • 130 industrias diferentes.
  • 250 empresas latinoamericanas –6 de ellas mexicanas–, cuya facturación combinada alcanza los $3,700 millones de dólares.

De acuerdo con estimaciones, para 2020, en todo el mundo existirán 10,000 Empresas B; en Latinoamérica el número se calcula en 2,000.

Aunque el certificado apenas se presenta oficialmente en el país, FINAE es una de las organizaciones mexicanas que ya cuenta con el distintivo Empresa B. Operando desde hace una década, FINAE es una entidad financiera de impacto social que otorga crédito para realizar estudios de licenciatura y posgrado en universidades privadas (el financiamiento está disponible en 24 instituciones del país, abarcando 102 campus en 21 estados del país).

El financiamiento de FINAE –Empresa B desde 2012– está diseñado para apoyar a los jóvenes mexicanos de escasos recursos, quienes pertenecen a los niveles socioeconómicos C y D, y que sólo representan el 21% de la población universitaria de México.

Este factor es el que concreta la misión social de FINAE: al permitir que más jóvenes mexicanos tengan acceso a la universidad (especialmente aquellos que son típicamente marginados de ella), el país obtiene los mejores beneficios de la educación superior: empleos formales, reducción de la desigualdad social y económica, mayores índices de productividad en la economía, estabilidad y paz social, desarrollo basado en la innovación, entre otros. A la fecha, FINAE ha otorgado casi 10,000 financiamientos.

Además del título Empresa B, FINAE cuenta con otra certificación de B Lab: GIIRS (Global Impact Investing Rating System), la cual, con el fin de atraer inversiones, mide el impacto de las compañías con objetivos sociales y medioambientales.

En un ámbito de los negocios donde los nobles propósitos no siempre consiguen la trascendencia empresarial, las organizaciones con metas sociales deben reconocer la importancia de certificaciones como Empresa B. Estos avales no son un capricho ni una ostentación; son un recurso valioso para asegurar la permanencia de los proyectos, de las iniciativas que están construyendo un mundo mejor para todos.