ESR

come chapulinesUbican en mapa a insectos comestibles.

Se ha catalogado 549 especies en México; de los cuales, el mayor registro que se tiene de estos animales se encuentra en Hidalgo, Estado de México y Chiapas, la UNAM recopila información para la creación de un mapa interactivo.

Chapulines, escamoles, gusanos de maguey son algunos de los insectos comestibles que puedes encontrar y saborear en México. Y si los has probado y no te gustaron, no te preocupes, ya que existen 549 especies en el territorio nacional.

De acuerdo con Julieta Ramos Elorduy, investigadora de la Facultad de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), estas especies se han encontrado principalmente, en el centro, sur y sureste.

En el norte del país se tienen registradas pocas especies ya que, a decir de la investigadora, debido a cuestiones como la seguridad y bajo presupuesto, no se ha realizado más trabajo de campo.

Con la información recopilada desde 1974 se está realizando una base de datos en el sitio web de la Unidad Informática para la Biodiversidad (Unibio), así como un mapa con la ubicación de dichos insectos.

insectos comestibles

En México, los insectos se tienen registrados con diferentes nombres; ya que la palabra insecto se deriva del latín y en regiones en las que habla náhuatl no los identifican de esta manera.

En mayo pasado, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) señaló que comer insectos podría combatir el hambre en el mundo.

A decir de Julieta Ramos, entre las propiedades nutricionales de los insectos, se encuentran vitaminas B1, B2, B6, A, C y D, así como minerales, entre ellos calcio, fósforo, magnesio y aminoácidos esenciales.

Añadió que los insectos son una fuente importante de proteínas, por ejemplo, cien gramos de insectos llegan a tener hasta 75% de proteínas.

Actualmente la Unibio lleva el registro de la biodiversidad en México, esto es, insectos, hoerbario, aves, peces, mamíferos, moluscos y crustáceos.

Seis detalles sobre los bichos.

Distribución – La FAO estima que se comen más de mil 900 especies en el mundo; principalmente en África y en Asia. Lo que más se consume son los escarabajos (31%) , orugas (18%), abejas y hormigas (14%) langostas y grillos (13%) cigarras (10%) libélulas (3%) y moscas (2%)

Valor nutricional – De acuerdo a un estudio realizado por la FAO, los insectos contienen muchos nutrientes, como el hierro. Por ejemplo, una pieza de carne de vaca de 100 gramos contiene 6mg de hierro, mientras una oruga africana contiene en 31mg y 77mg por cada 100 gramos.

Naciones – La FAO, en el estudio de insectos comestibles, Futuras perspectivas de la seguridad alimentaria y alimentación, señala que se han identificado 428 especies en la región de la Amazonia, que comprende Brasil, Perú, Colombia, Bolivia, Ecuador, Guyana, Venezuela, Surinam y la Guayana Francesa.

Exóticos – En  estados como Oaxaca y Guerrero, los insectos se consumen por temporada, y los precios así como su adquisición, suelen ser accesibles. Mientras que en el Distrito Federal, especies como los escamoles se adquieren en mil 600 pesos el kilógramo.

Gastronomía – Henk Van Gurp es un chef holandés que se ha dado el gusto de crear un recetario a base de insectos. Entre los exóticos platillos se encuentra un pastel de saltamontes, un mousse de chocolate con gusanos y un escorpión con chocolate.   Por su parte, la artista Mónica Martínez ha impulsado el consumo de comida mexicana con insectos en Estados Unidos, en donde ofrece helados con gusanos de maguey, chocolate con grllos y gusanos de maguey en tortillas de masa azul.

Fuente: Publimetro

ESR