El 30% de los ciudadanos dejará de consumir marcas que no considere responsables este año, anteponiendo incluso aspectos como el precio del producto, la fama de la marca o la cercanía del establecimiento, por lo que los corporativos deben enfocar sus esfuerzos en alinearse a la demanda responsable, revela el informe Directivos y responsabilidad corporativa, elaborado por Fundación Adecco.

El estudio revela también que 29.3 % de los entrevistados afirma que ya ha empezado a valorar la responsabilidad corporativa a la hora de efectuar sus compras, descartando aquellos productos o marcas que no considera responsables. En cambio, 40.7% no tiene en cuenta la responsabilidad a la hora de consumir, sino que valora más otras cuestiones.

El análisis, que se circunscribe a España, concluye que el concepto de responsabilidad corporativa sigue siendo desconocido para los ciudadanos, aunque va calando cada vez más en la epidermis de la sociedad. Así, en 2012, 61.8% declaró no estar familiarizado con su significado, frente a 52.9% de este año, y 83% de quienes desconocen el concepto otorgan la misma importancia a las empresas que al gobierno a la hora de dar respuesta a problemas del entorno como el desempleo, la corrupción y el medioambiente.

Según el director general de la Fundación Adecco, Francisco Mesonero, los ciudadanos a menudo conocen el concepto de la responsabilidad corporativa, pero no son conscientes de ello. La sociedad ya no espera que sea sólo el gobierno el que responda a las necesidades sociales, sino que exige que las organizaciones se involucren.

El 71% de los ciudadanos con empleo cree que su empresa es responsable, frente a 17% que lo desconoce y 12% que opina lo contrario. Al preguntar por las empresas en general, los ciudadanos siguen pensando que la principal preocupación de las compañías sigue siendo la economía, descuidando el resto de los aspectos. Los ciudadanos creen que la empresa responsable debe albergar, fundamentalmente, tres valores: transparencia (100%), ética (93%) y respeto a la comunidad (80%) Sin embargo, los encuestados creen que las compañías deberían mejorar en estas tres variables.

En concreto, la peor valorada es la transparencia (un 57% la ve insuficiente), seguida de la ética (45 %) En cambio, sólo 27% las reprueba en respeto a la comunidad, aunque 47% considera que hay que mejorarlo.

Te recomendamos leer la nota de prensa de Adecco.