Sólo hay una Tierra: La edición del Informe Planeta Vivo 2012 muestra la tremenda presión a la que la humanidad está sometiendo al planeta. Estamos usando 50% más de los recursos que la Tierra puede proveer. Para el 2025, dos planetas no serán suficientes.

Hemos excedido la biocapacidad de la tierra, usamos más recursos naturales de los que la tierra puede generar y producimos más dióxido de carbono, del que la tierra puede absorber.

ALIMENTOS – La pérdida de biodiversidad y de sus servicios ecosistémicos afectan principalmente a los pobres, quienes dependen directamente de la naturaleza para sobrevivir – especialmente para el abastecimiento del alimento diario.
Si nosotros repensamos la manera en que producimos y distribuimos los alimentos, y en lo que consumimos, nosotros podríamos minimizar los impactos en los bosques y las fuentes de agua dulce.

AGUA – Por lo menos 2 mil 700 millones de personas que viven en las cuencas de los ríos cada año tienen que enfrentar la necesidad de almacenar agua por lo menos uno de los meses. Nosotros debemos reconsiderar la manera en que usamos el agua. Nosotros estamos excediendo muchos de los límites del planeta, pero es la disponibilidad de agua dulce la que tendrá el impacto más grande a futuro con relación a la seguridad alimentaria, de agua y de energía.

ENERGÍA – Nosotros debemos reconsiderar la manera de producir y usar la energía. Nosotros podemos suplir todas nuestras necesidades energéticas con energía renovable, como solar y eólica, que son limpias y abundantes. Lo primero que debemos hacer es aprovechar  mejor la energía que usamos. Incrementando la eficacia de nuestros edificios, carros e industrias se podría bajar a la mitad el total de la energía que usamos.

NEGOCIOS – Los negocios necesitan a la naturaleza. Las compañías deben tener como línea base que los recursos en los que dependen sean sostenibles.

.