ESR

La poca aceptación que han tenido las políticas de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) a nivel global permitió que detonara la crisis financiera del 2008, consideraron especialistas.

A decir de Stephen Young, director mundial de Caux Round Table -organización que impulsa principios éticos y socialmente responsables en los negocios-, “la falta de responsabilidad social corporativa ocasionó la crisis financiera del 2008”.

El experto aseguró que a mayor adopción de políticas responsables en las empresas y organizaciones, menor posibilidad de que crisis como la reciente vuelvan a repetirse.

Carlos Ludlow, presidente de la organización AliaRSE, mencionó que las empresas responsables están sembrando los elementos necesarios para que no vuelvan a repetirse colapsos globales y para mitigar los riesgos de éstos.

Ambos coincidieron en que, a pesar de lo anterior, la RSE no ha logrado generalizarse ni ha podido remediar las consecuencias de la última crisis global.

CAPITALISMO MORAL

“La historia del capitalismo tiene 400 años. Se entiende como un sistema que produce riqueza para las naciones. Eso lo seguimos necesitando, pero con esquemas sustentables”, consideró Young.

Este modelo económico -repasó brevemente- tiene una primera etapa entre 1600 y 1750, en la que se trató de un modelo irresponsable y de presión, por lo que en la década de 1830 surge el Manifiesto del Partido Comunista como una alternativa al capitalismo. Entonces este modelo se torna hacia el Estado benefactor y así transcurre un siglo, entre 1880 y 1980.

Entre 1991 y el 2003, el comunismo colapsa mientras otro movimiento va tomando fuerza: desde la década de los 90 se empieza a hablar del Pacto Mundial, de la Global Reporting Initiative, de los códigos de buenas prácticas.

En los últimos años, los principales líderes del mundo han aceptado que un capitalismo depredador es insostenible y se han manifestado en favor de un capitalismo diferente, creativo, moral, aseguró el también escritor y exasesor del gobierno estadounidense.

“El futuro del capitalismo está en la responsabilidad social empresarial”, agregó Young durante la conferencia “Visiones de Vanguardia de la RSE”, en el V Encuentro Latinoamericano de Empresas Socialmente Responsables.

INTANGIBLE, LO MÁS PRECIADO

Convencido de lo que habla, el especialista explicó: “Si revisamos el valor de una empresa en el mercado, pensemos en cualquier gran firma, es mucho mayor que el que reflejará su hoja de activos”.

Esto -continuó- significa que alrededor de 70% del valor de una firma es intangible, mientras que para las tecnológicas la proporción es de 90%; esta importancia del valor intangible obliga a los empresarios a preguntarse cómo manejan los riesgos, si su compañía tiene buena reputación, cuáles son las fortalezas y debilidades de su negocio que un inversionista tomará en cuenta.

“La RSE es justamente el plan de acción dirigido a los valores intangibles de las empresas. Si una firma hoy en día quiere ser más valiosa tiene por fuerza que tener RSE como estrategia”, finalizó.

ENTRE LO BUENO Y LO MALO

INSEGURIDAD, PROBLEMA 
DISTINTIVO DE MÉXICO

A los retos que enfrenta la RSE en el mundo se suma uno particular en el caso mexicano: la inseguridad, aseguró Stephen Young, director mundial de la organización Caux Round Table.

Los retos globales de la RSE, dijo, son principalmente tres: dejar de considerarla como un movimiento únicamente verde, que atienda el combate de la obesidad y la lucha contra la corrupción.

En México, además, existe el problema de la violencia y el narcotráfico, que puede ser combatido desde el ámbito privado organizado, invitó el experto.

Carlos Ludlow, presidente de AliaRSE, coincidió:

“Si la comunidad empresarial tomara el liderazgo para ayudar a resolver la inseguridad, habría consecuencias positivas para el bienestar del país y se reducirían los costos para las empresas”, dijo.

La IP tiene la oportunidad de tomar en sus manos el papel que fungieron antes la Iglesia o el Ejército, consideró Ludlow en el marco del encuentro realizado del 12 al 14 de marzo pasados en la ciudad de México, donde se entregaron 688 distintivos ESR.

EL SELLO POSITIVO

La marca de la violencia no es lo único que caracteriza al país. Stephen Young destacó la importancia que tiene el Distintivo ESR -que entregan el Centro Mexicano para la Filantropía y AliaRSE.

“Este distintivo, único en el mundo, ha ayudado a elevar los estándares éticos de los negocios a lo largo de 12 años”, dijo.

Fuente: El Economista

ESR