Un nuevo informe de la ONU afirma que las principales preocupaciones de los jóvenes alrededor del mundo son la escasez de oportunidades de trabajo, una educación inadecuada, unas condiciones de trabajo marcadas por la vulnerabilidad y la insuficiente inversión pública.

El Informe Mundial de la Juventud (World Youth Report en inglés) publicado por el Departamento de Naciones Unidas de Asuntos Económicos y Sociales (DESA) se centra en la opinión y experiencias respecto al empleo entre los jóvenes entre 15 y 30 años.

Desde el inicio de la crisis económica global, el colectivo juvenil se ha visto sometido a unas condiciones particularmente duras en su transición de los institutos al mercado de trabajo. Entre las repercusiones de la crisis de 2009, la tasa de desempleo juvenil alcanzó un crecimiento anual récord, dejando a cerca de 75,8 millones de jóvenes sin empleo.

Además cuando trabajan lo hacen en condiciones inestables y es habitual que sean los últimos en ser contratados y los primeros en ser despedidos. Frente a la población juvenil masculina, las mujeres jóvenes deben hacer frente a mayores desafíos en el acceso al empleo, por lo que muchas se ven obligadas a ocupar puestos a tiempo parcial o a dedicarse a actividades poco o mal remuneradas.

Según el informe, entre las principales preocupaciones de la juventud figura no sólo el deseo de encontrar empleo sino también su voluntad de realizar una contribución significativa al conjunto de la sociedad. Expresan así un gran interés respecto del cambio climático y la equidad social, además de señalar a los empleos verdes y en general al empleo en el ámbito de la sostenibilidad medioambiental, como un área emergente de nuevas oportunidades.  

Consulta aquí el comunicado de prensa completo.

Fuente: sustainlabor