Bill Gates, uno de los 5 hombres más ricos del mundo, sorprendió recientemente por el anuncio de que parte de su fortuna la sigue destinando a arriesgados proyectos de geoingeniería que, supuestamente, ofrecen solución al polémico asunto del cambio climático.

Xplor 728x90 Playa del Carmen Cancun Adventure

Y aunque es cierto que Gates, como cualquiera, puede hacer con su dinero lo que le venga en gana, en este caso existe el temor de que su influencia así como la de los científicos en torno suyo afecten las políticas internacionales que se diseñan desde las Naciones Unidas sobre el particular.

Desde hace un par de años el millonario ha recibido fuertes críticas al respecto, en aquella ocasión por aportar dinero a un ensayo que pretendía rociar en las nubes partículas microscópicas de sulfuro con las que, supuestamente, aquellas reflejarían más la luz de sol, a pesar de que la exposición al sulfuro ha sido relacionada con enfermedades físicas y neurológicas, del sistema reproductivo, cambios de comportamiento, daño en el sistema inmune y padecimiento hepáticos, cardiacos y estomacales. Asimismo, se dijo entonces que el sulfuro podría alterar la temporada de monzones en Asia y África y desencadenar así una posible sequía que afectaría a millones de personas.

Con todo, Gates y su equipo no cesan en sus empeños y su presencia en la geoingeniería es tanta que prácticamente están presentes en todo proyecto existente, incluso si es uno que cuente con financiación pública. Uno de los enigmas, claro, es qué fin persigue el millonario apostando por estas ideas a pesar del evidente peligro que conllevan.

Fuente: Infowars