Durante el 2011 el 95% de la leche recepcionada por Nestlé fue sometida al Protocolo de Lechería Sustentable, sistema que tiene como objetivo incorporar la responsabilidad ambiental en sus procesos productivos para una producción sustentable y competitiva.

 Para ello, Nestlé capacitó a dos empresas certificadoras del área agropecuaria para aplicar auditorías correspondientes, expresando la preocupación de la compañía por la sustentabilidad del negocio lechero.

 La auditoría anual de la producción fue voluntaria en más de 1.000 proveedores de Nestlé donde el 86% de los productores de la empresa ha participado del proceso lo que ha permitido realizar diagnósticos y conocer las debilidades y potencialidades de la producción nacional.

La auditoría es realizada por empresas independientes de las zonas de Los Ángeles, Osorno y Llanquihue por medio de una visita a terreno y recorrido de los predios, se analizan y evalúan los indicadores con puntajes definidos.

El programa se está implementando en conjunto con los proveedores para ayudarlos a reorientar gradualmente sus lecherías.

“El grado de participación de esta auditoría voluntaria es potente. Nuestros productores están muy motivados con este programa, cuyo objetivo es hacer más competitiva la leche chilena para acceder a nuevos mercados y hacer de Chile un líder en el rubro lácteo”, señaló Claudio Saráh, gerente de Estrategia y Política Lechera de la empresa.

El ejecutivo agregó que “los resultados de este proceso son producto de la relación colaborativa entre la empresa y sus productores, con miras a crear valor en toda la cadena productiva y fortalecer la industria lechera nacional”.

Fuente: Terra