En 2011, empresarios afiliados a la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) iniciaron un movimiento al que denominaron “Bájale a tu huella por Tijuana”, con el que pretenden concientizar a más compañías sobre la necesidad de reducir sus emisiones contaminantes y adoptar prácticas amigables con el medio ambiente.

Dicho proyecto se inscribe en el Programa de Educación Ambiental, Comunicación Educativa y Capacitación para la Sustentabilidad en Condiciones de Cambio Climático 2010-2012, de Baja California, comentó el dirigente de la Canacintra Tijuana, Alejandro Salinas Diez.

Posibilidades económicas

“Al reducir las emisiones de Gases de Efecto Invernadero, como son el bióxido de carbono y el gas metano, principalmente, también puede surgir la posibilidad de que la ciudad entre en algún programa de venta de bonos de carbono”, refirió el empresario.

Es por ello que tanto organismos como la Canacintra o la Asociación de la Industria Maquiladora de Tijuana se han enfocado en emprender acciones relacionadas a tener una industria limpia o industria verde.

“El entrar a programas como industria limpia, ecoeficiencia o liderazgo ambiental trae beneficios no sólo ambientales, sino también económicos. Éstos le muestran a las empresas dónde se están desperdiciando recursos energéticos o materiales y cómo podemos eficientar los procesos productivos, lo cual se traduce en ahorros monetarios y, por supuesto, ambientales”, destacó.

Salinas Diez mencionó que cada giro empresarial tiene sus propios retos y que, en este caso, la huella de carbono o huella ecológica es una forma de medir estos impactos al medio ambiente, provocados por las actividades diarias de producción.

“En un solo concepto se mide el consumo de energía, la generación de residuos y la contaminación en general, de ahí la importancia de este movimiento”, aseveró

Fuente: El Economista