Todavía hay muchas empresas (sobre todo las pequeñas y medianas) que  no se animan a invertir en Responsabilidad Social Empresarial por su “coste económico”. Aunque lean por todos lados sobre sus beneficios y bondades, el factor económico sigue siendo la barrera que les hace regresar al punto de inicio… no se animan a recorrer el camino hacia la sustentabilidad.

Ser una Empresa Socialmente Responsable no es un status que te debe costar caro, la RSE se trata de prácticas que respeten al medio ambiente y promuevan el intercambio de experiencias entre sus grupos de interés con la única intención de garantizar un mundo sustentable. Es un cambio de mentalidad. Te compartimos algunas ideas y prácticas de Responsabilidad Social Empresarial de BAJO presupuesto y de ALTO impacto:

  • Rediseña tu misión, visión y valores. El nuevo rumbo de tu empresa, se coordinará con sus objetivos. Es hora de pensar ¿Qué debe hacer tu empresa para garantizar un futuro sustentable? Define bien los valores que aportarán beneficios a la sociedad y al medio ambiente.
  • Gestiona tus grupos de interés en base a una política de sustentabilidad. Cada uno de tus departamentos deben estar familiarizados con el tema de la sustentabilidad, desarrollar una política que marque los objetivos de tu nuevo emprendimiento social es vital. Define bien ¿Qué esperas de tus empleados? ¿Qué se entiende por medio ambiente? ¿Cómo puedes desarrollar una herramienta de comunicación con tus grupos de interés? ¿Cómo puedes implementar el respeto de los Derechos Humanos? 
  • Implementa tu nuevo Código de Conducta empresarial. Que anime a adoptar prácticas de ética y responsabilidad social y ambiental. Con un código de ética bien desarrollado te evitaras esos incómodos malentendidos laborales.
  •  Aplica las 3r´s y nuevos hábitos ecológicos. Una empresa socialmente responsable vive internamente el cuidado del medio ambiente. Desarrolla tips que ayuden a ahorrar energía, papel, agua y recursos dentro de tu empresa. Anima a desarrollar iniciativas para el cuidado ambiental en tus instalaciones. Aprovecha los medios electrónicas para compartir actividades ambientales.
  • Las grandes empresas saben que por medio de la filantropía presentan la parte humana de la empresa. Por medio de una Jornada de Voluntariado puedes animar a tus empleados a donar tiempo o material para una campaña social, mientras que tu empresa destina fondos para el desarrollo de la jornada. Las jornadas más comunes son 
  • Desarrolla tus comunicados sobre cada una de tus prácticas ambientales y sociales. Comunica tu interés social a  tus empleados y grupos de interés, no dudes en usar las redes sociales para esto.

Ser conocida como una empresa socialmente responsable no exige costosas inversiones, con creatividad y sobre todo con la intención de ser parte del movimiento sustentable puedes implementar en tu empresa políticas activas de gestión sustentable y responsable.