La basura… va en la basura. Parece obvio ¿verdad? Y a pesar de entenderlo no dejamos de ver basura en las calles, en los parques, en las banquetas, en terrenos abandonados… ¡en todos lados! Necesitamos reforzar juntos la gestión inteligente de la basura. Somos responsables de nuestra basura personal y podemos guiar a nuestra comunidad hacia una vida más ecológica. Cada uno de nosotros puede contagiar una actitud pro social.

La basura… ¡no siempre es basura! Con creatividad podemos darle vida a algo que creíamos que ya no servía. Por medio del reciclaje se pueden crear nuevas cosas. La basura puede ser materia prima ¿Lo habías pensado?

Para muchos la basura se refiere a algo sucio, inservible, algo que carece de valor y que tiene que tirarse. Modifiquemos el concepto que tenemos sobre la basura.

¿Qué hacer con la basura? Primero que nada Separarla. Separa lo orgánico de lo inorgánico, separa lo que puedes llevar a los centros de acopio, separa lo que creas puedas regalar y separa lo que creas puedas reutilizar.

Cada día somos más y cada día se acumula diariamente toneladas de basura. Apliquemos ya el hábito de las 3 erres.

La regla de las 3r´s  es una propuesta sobre hábitos de consumo popularizada por GreenPeace y presentada durante la Cumbre G8 en el 2004 para construir una sociedad orientada al reciclaje.

La regla de las 3r´s  nos orienta sobre  el buen manejo de residuos y su objetivo es la reducir la acumulación de basura.

Reduce – Al reducir el problema de la basura, reducimos su impacto ambiental.

Reusa – Al reutilizar, damos nueva vida a algo que parecía inútil.

Recicla – Al reciclar, podemos obtener un nuevo producto.

¿Qué hacer con la basura?