Comida natural, orgánica, gourmet, congelada, fresca…hay muchas clasificaciones para la comida…  una de ellas es la comida transgénica .. ¿Te suena?

Vas de compras, a surtir la despensa y aún fuera de temporada encuentras frutas y verduras de un color, tamaño y sabor “especial” … Ahora encontramos con mayor facilidad mucha comida que ahora es procesa (mutada) para dar un aspecto antojable.

Es importante que conocer lo que es un Organismo Genéticamente Modificado (transgénico). Un OGM (por definición de Greenpeace) es un ser vivo creado artificialmente mediante una técnica que permite insertar genes de virus, bacterias, vegetales, animales e incluso de humanos a plantas y animales. Esto para poder “crear” mejores especies. La ciencia y la tecnología se unen de esta manera para ofrecer alimentos artificiales con mejores características que el “ADN” original.

Este proceso es conocido como biotecnología aplicada. El problema ahora con esta tecnología es el nuevo control para la producción de alimentos. Las grandes empresas, tienen ganancias aseguradas al ofrecer un producto “especial” . La ciencia se enorgullece al “garantizar”  la producción de alimentos en el planeta. Ambas entidades dicen que es la solución para el hambre en el mundo. Lo que debemos saber es que muchas veces un alimento transgénico NO cumple con lo que prometen. La realidad es que  producen menos alimentos que una agricultura tradicional y contienen más químicos. Con esto nuestra salud y el medio ambiente se ponen en peligro.

Surgen interrogantes ante esto:

¿Tiene consecuencias graves consumir alimentos transgénicos?

¿Existe alguna etiqueta que identifique un alimento transgénico de otro?

¿Quién sale perdiendo ante este nuevo gran proceso?

Cuando las semillas transgénicas son creadas… (al insertarse material genético de otras especias, casos que para la naturaleza misma es imposible realizar) son cultivadas a gran escala para la producción de alimentos y medicamentos. Estos cultivos contaminarán cultivos vecinos por polen, viento ó insectos. Es decir, a fin de cuentas todos estamos expuestos a la “contamincación transgénica” . Los monopolios de estas nuevas semillas se presentan al mundo con la bandera blanca de paz para la humanidad. Su promesa es la de combatir el hambre del mundo. Pero debemos entender que el hambre en el mundo es causado por problemas sociales NO por falta de producción. (la producción está mal repartida).

Todos los cultivos transgénicos en el mundo, están en manos de 5 empresas trasnacionales (es un monopolio) Monsato: una de ellas controla el 90% de estos alimentos agrotransgénicos. Los derechos e ingresos de los agricultures están desapareciendo. Las grandes empresas comienzan a apropiarse de tierras de campesinos. Y otro tema de igual importancia es el maíz transgénico. En México tenemos el peligro de perder los grandes atributos del maíz criollo.

Y aquí empieza una nueva lucha de poder: maíz nativo (criollo) contra maíz transgénico…. Al elegir el transgénico: se está entregando el alimento a las corporaciones, que ponen en peligro la independencia y la capacidad del país para producir su propio alimento, y arriesgando nuestra alimentación al someter a nuestro alimento básico a una tecnología que plantea serios riesgos a la salud humana.

El tema está puesto sobre la mesa, tus comentarios para un aprendizaje compartido sobre los alimentos transgénicos nos ayudarán a difundir una responsabilidad con nuestra salud. Mejor: come sano, descubre qué es lo que en verdad comes. Sé Responsable.