Todos buscamos una vida digna … Todos nos necesitamos. (somos una sociedad)

Al hablar sobre Responsabilidad Social frecuentemente el tema se dirige a las empresas: Esperamos analizar sus reportes de sustentabilidad, sus resultados  y promesas. Las empresas son parte de nuestra sociedad… no olvidemos que NOSOTROS como ciudadanos lo somos,también. El hecho de no tener que ofrecer ningún reporte de sustentabilidad no nos da el derecho de ignorar nuestra responsabilidad social. Es necesario fortalecer nuestra conciencia ciudadana, y  no permitir que la codicia prevalezca en nuestras decisiones. Así nadie gana: es un alivio temporal. A la larga el futuro es gris, seco y triste. Muchas áreas verdes, riquezas y comunidades se han dañado a costa de el desarrollo inconsciente de una sociedad. Era la voz de los poderes la que sólo era tomada en cuenta (poderes con un interés personal), la voz de la sociedad era casi nula. Ahora con las redes sociales y ante la notoria devaluación del medio ambiente ya no hay pretexto para sugerir ó difundir proyectos sustentables. La sociedad está despertando y tú eres parte de ella. Sé responsable y toma acción a favor.

La responsabilidad social va de la mano de una activa participación ciudadana. Sólo así las cosas saldrán adelante y podremos evitar caer en la mediocridad. Todos buscamos el progreso de nuestra sociedad… Todos entonces debemos participar en este camino hacia la sustentabilidad. No es mejor ciudadano el que no se mete, tu voz, tu firma, tu participación son parte del cambio. Es necesario entender el poder que como ciudadanos tenemos para llevar a nuestra sociedad hacia un camino digno: nuestra responsabilidad social conlleva a una sana y activa comunicación con nuestros líderes y con nuestras empresas para que JUNTOS vayamos recolectando nuestros derechos y libertades a cambio de el buen cumplimiento de nuestras obligaciones y responsabilidades.

Todos buscamos una mejor calidad de vida ó al menos permanecer bajo una vida digna … pero ¿Qué hacemos para merecerla? ¿A costa de otras formas de vida?  No podemos seguir permitiendo el progreso de una sociedad a costa de nuestros beneficios. No es cierto que un progreso efectivo implica un alto costo para su sociedad actual con beneficios sólo para unos pocos. Ahora más que nunca debemos preocuparnos para que el progreso de nuestro país sea bajo un progreso sustentable. Sé responsable y preocupate por el lugar en el que vivirán tus futuras generaciones. ¿Qué tipo de sociedad estás formando?

Muchas cosas ya se hicieron de las cuales no estamos de acuerdo… la buena noticia es que la propia responsabilidad social nos permite asumir nuestros errores y corregir en lo necesario para compensar los daños. Ya no podemos permitir la tala irracional para la construcción de lujosos departamentos ó grandes corporativos, ya no podemos permitir que nuestros parques estén sucios ó abandonados, ya no podemos ignorar el acumulamiento de basura en nuestras calles y ríos. Ya no podemos fomentar la corrupción y mediocridad. Ya no podemos seguir callados. Nuestra mentalidad y forma de vida requiere una reprogramación a favor de nuestro medio ambiente y de nuestra sociedad. Esa es la responsabilidad social individual que el país necesita. Eso es vivir sustentablemente.

Es cuestión de darle vida al civismo, saber cómo ser un buen ciudadano… es querer formar parte de los beneficios de una sociedad sana. Ser Responsable es hacer las cosas bien: tus ideas, sentimientos, actitudes y hábitos son parte de un impacto a favor ó en contra del progreso de tu ciudad.