El poder que ahora tenemos los consumidores para expresarnos y reclamar un mayor respeto al medio ambiente es el arma perfecta para que las industrias se vean obligados a al menos “asomarse” a un nuevo camino hacia la sustentabilidad. No sólo basta con agregar en su carta de presentación un slogan simple de “yo amo al planeta” , ahora la sociedad espera que las industrias ofrezcan nuevos productos realmente amigables con el medio ambiente.

Ahora como consumidores debemos analizar las marcas antes de comprarlas. Es tiempo de conocer los procesos que cada marca utiliza para la fabricación de un producto ó un servicio. Tenemos el poder de la decisión de compra! Si la marca No es verde, No la consumimos, si no la consumimos la marca se preocupará y entonces se acercará al mercado para entender que el planeta esta en crisis y la sociedad quiere y necesita  más marcas responsables con el medio ambiente y con la sociedad.

¡Cuántas marcas elegimos día a día! … Los alimentos, aparatos y ropa que necesitamos, juguetes, focos,bebidas, regalos, gasolina, papelería, muebles, etc…

Si antes elegías la marca por prestigio, calidad y precio… ahora elige y apoya marcas responsables. Es parte del balance que el planeta necesita: un consumo responsable y una compra inteligente de parte de los consumidores.

En cada compra podemos entonces preguntarnos: ¿Realmente lo necesitamos?, ¿Este producto existe a costa del medio ambiente? Sé Responsable. Por su parte, las industrias deben poner atención a lo que sus clientes necesitan y critican.

Un ejemplo de esto es la encuesta que PennShoen&Berland aplicó en el 2009 “Green Brands Survey 2009”, personas de EU, Brasil, India, Rusia, China, Francia y Alemania dieron a conocer su preocupación por el deterioro en el medio ambiente, expresaron su sentir y valoraron en conjunto algunas marcas. Estos fueron algunos resultados arrojados por esta encuesta en el 2009: (para el 2010 se espera la participación de más de 9,000 personas)

En Brasil un 62% se preocupa más por el medio ambiente que por la economía del país.

En Francia un 42% planea consumir más productos verdes en el 2010.

En Alemania el 58% está dispuesto a comprar productos verde pero el precio alto no les ayuda.

Como consumidor tenemos muchos argumentos para justificar una compra, realmente nuestra conciencia no tiene la madurez para comprar inteligente y responsablemente (todavía) pero podemos lograrlo! En cada compra analiza tu marca, cada decisión debe ser congruente con la expectativa de vida que reclamamos.

La  tendencia es que más marcas se presentarán como socialmente responsables, pero ¿en verdad lo son? ¿A quién quieren convencer?,¿Con quién deben de ser honestos y éticos?…

Related Posts

Es muy fácil tener una navidad sustentable #SeResponsable

Es muy fácil tener una navidad sustentable #SeResponsable

La corrupción en México, un problema de todos

La corrupción en México, un problema de todos

Los venenos de las transnacionales

Los venenos de las transnacionales

El método KiVa, una idea que está acabando con el bullying

El método KiVa, una idea que está acabando con el bullying

Marino Morikawa recuperó una laguna abandonada a falta de atención del gobierno y va por más

Marino Morikawa recuperó una laguna abandonada a falta de atención del gobierno y va por más

Captura el presente del planeta para un mejor futuro

Captura el presente del planeta para un mejor futuro

Proyecto forestal purépecha gana el  Energy Globe Award 2016

Proyecto forestal purépecha gana el Energy Globe Award 2016

Estos son los aparatos que más energía consumen cuando están apagados

Estos son los aparatos que más energía consumen cuando están apagados

Únete cada año al #DiadelaTierra , el planeta apremia

Únete cada año al #DiadelaTierra , el planeta apremia

Generación Z, los jóvenes que cambiarán el mundo

Generación Z, los jóvenes que cambiarán el mundo

Los peluqueros son los indicados para combatir el cambio climático

Los peluqueros son los indicados para combatir el cambio climático

Existen restaurantes que te multan por no acabar tu plato

Existen restaurantes que te multan por no acabar tu plato