Al observar tu espacio y analizar lo que tenemos a nuestro alrededor nos daremos realmente cuenta de que muchas veces tenemos cosas que en realidad no necesitamos , pero acumulamos, guardamos ó arrinconamos. Cuando nos damos cuenta que por fin nos podemos deshacer de algo debes tener mucho cuidado ahora de cómo te vas a deshacer de eso que ya no necesitas en tu espacio.

Si lo quemas… puedes contaminar el aire /Si lo entierras… puedes contaminar la tierra / Si lo desechas imprudentemente … puedes contaminar el agua (ríos, mares y lagos)

Por un lado aconsejamos consumir responsablemente, por otro lado sugerimos desechar también responsablemente. Lo que compras, consumes y tiras establece la diferencia entre un futuro sano ó la destrucción de la naturaleza.

Una excelente manera de limpiar nuestro espacio es aplicando el principio de las 3 r´s: REDUCE – Evita todo aquello que en algún momento generará un desperdicio innecesario. (reduce el consumo de cosas que realmente no necesitas)/ REUTLIZA– Darle la máxima utlidad a los objetos sin la necesidad de tirarlos./ RECICLA- Transformar los materiales de desecho en nuevos productos, sin el uso de recursos naturales.